La controversia se ha desatado entre las dos compañías, ya que mientras Microsoft  asegura que su nueva consola conocida como "Project Scorpio" será una bestialidad con una potencia nunca antes vista en la industria de los videojuegos, Sony  sigue apostando por sacar variantes de una misma consola con el mínimo de evolución, pensando que ya tiene una buena consola, la cual no ha mostrado su verdadera potencia; aún así, Sony  piensa competir contra Microsoft  con su nueva consola "PlayStation 4 Pro", que será el doble de potente que la "PlayStation 4" original. El problema es que la "PS4 Pro" no correrá juegos nativos en 4K, únicamente los reescalará, pero "Project Scorpio" si lo hará nativamente, por lo que Microsoft  ha criticado a la nueva "PlayStation", considerándola como una consola de bajo perfil que engaña a sus consumidores para vender un producto no acabado, por lo que Jim Ryan, jefe de división británica de Sony Interactive Entertainment, ha declarado al medio MVC, que la compañía americana está hablando en exceso cuando ni siquiera ha dado a conocer su consola todavía, ya que aún no ha confirmado las especificaciones en papel.

“Microsoft aún no ha lanzado su consola y falta mucho para ello, vamos a seguir trabajando para tener algo único e independiente. Reaccionamos a lo que pesa en el mercado más que a lo que nuestros competidores hacen.”

Por otro lado, la estrategia de Sony  con la "PlayStation 4 Pro" es llegar al público que apenas ha adquirido un televisor 4K, cifra que alcanza los 50 millones de televisores en los hogares.

¿Crees que sea una mejor estrategia el que las consolas evolucionen poco a poco, en lugar de un salto generacional tan grande?