En una publicación reciente de la NHK, se destacó que los ataques a las oficinas de Nintendo en Japón, realizados a principios del mes de septiembre, podrían ser el resultado de un nuevo virus informático. Dicho virus faculta a una persona externa el ingreso de forma remota a una computadora, lo que le permite ejecutar diversas tareas al utilizar la dirección IP de la misma. Este hecho llevó al arresto de un hombre de 27 años de edad, después de que la policía nipona detectara en su computadora rastros de aquel virus implementado en contra de los cuarteles de Nintendo, así como del Templo Sintoísta de Ise.

El virus encontrado en la computadora de aquella persona resultó ser el mismo, que el que residía en la computadora del animador digital Masaki Kitamura, arrestado en julio por el intento de cometer suicidio masivo. Después de que las autoridades descubrieran dicho virus, ambos fueron liberados de la custodia de la policía. Las autoridades japonesas siguen buscando a los responsables de esparcir este virus que atacó a las oficinas de Nintendo.

Fuente: nhk