A penas comienza el año y ya tenemos a otra compañía de la industria de los videojuegos declarándose en bancarrota, esta vez se trata de Atari quién ha recurrido a la enmienda 11 para librarse de su filial en Europa la cual se encuentra endeudada, esto con el fin de escapar de un precipicio fiscal aún más grave.

Según L.A. Times, Atari inc. y tres de sus filiales en América se han declarado en bancarrota con el fin de librarse de la filial en Francia, Atari S.A, la cual se presume tiene grandes deudas. A su vez, se espera que la compañía pueda ser comprada por capital privado y se le siga dando la oportunidad de llevar sus juegos más clásicos a dispositivos móviles.

En estos último meses, Atari ha lanzado una gran variedad de juegos para dispositivos móviles como la colección de grandes éxitos que incluían Asteroids, Centipede y Pong. Sin embargo, el año pasado registró una pérdida financiera del 34 % y sus acciones actualmente valen menos de 1 Euro.

Actualmente, Atari se encuentra trabajando en remasterizaciones de juegos como Pong y Centipede, así como Dungeons and Dragons y Rollercoaster Tycoon para Zynga.

Con esto, Atari se suma a empresas como THQ que se han declarado en bancarrota en los últimos meses, sin embargo, esta compañía ya ha pasado por ventas y adquisiciónes de su capital en el pasado, por lo que si alguien llega a comprar Atari, resurgirá nuevamente como lo ha venido haciendo desde hace más de 20 años.

Fuente: Polygon