Esta noche pudimos conocer la perspectiva de trabajo que mantiene destacados personajes de la industria de los videojuegos, tal es el caso de Brad Muir, líder de proyecto de Double Fine, Dan Teasale de Pixel Games, Amir Rao de Supergiant Games y Sylvain Dubrofsky diseñador de PopCap Games.

Todos y cada uno de estos panelistas coincidieron en que el eje principal de todo videojuego debe de ser la diversión, lo llamativo, pero sobre todo, la forma en que se presenta al público. Si no se puede crear ese momento mágico de diversión no tiene ninguna relevancia invertir tiempo de trabajo en un proyecto que no dará fruto alguno. Durante esta mesa de trabajo se mencionó el caso de Brutal Legend, título que fue lanzado en octubre de 2007, cuya temática estaba completamente enfocada a los players, que gustan de la velocidad, poderes misteriosos, acción, pero sobre todo del Heavy Metal.

Esta combinación según los expositores permitió crear una opción para todos aquellos headbangers deseosos de disfrutar un juego cuyo soundtrack fuese producido por bandas legendarias de este género musical. Sin embargo, será muy complicado que títulos como éste vuelvan a la escena pública, aunque algunos mantengamos las esperanzas porque esta línea de títulos continúen con su presencia en el mercado.

La intervención de los presentes no se hizo esperar, ya que se planteó a los expositores cuál es el factor primordial para definir un título, a lo que éstos respondieron. "Depende del prototipo, presupuesto y material gráfico, podemos reafirmar que lo gracioso y entretenido siempre tendrá aceptación del público, pero siempre se debe de mantener el proyecto bajo el presupuesto asignado, ya que se pueden tener grandes deseos de crear algo espectacular, pero si no eres congruente con lo que puedes gastar nunca se creará nada de calidad"

Por otro lado, ante la posibilidad de utilizar consolas como "Ouya", los panelistas aseveraron "Nada en este mundo nos gustaría más", pero falta explorar que proyectos serían viables para dispositivos como éste. Incluso un factor como la popularidad resulta ser algo subjetivo, ya que la industria al ser un gran abanico de posibilidades, se puede encontrar seguidores para todos los títulos, por lo que si se le pregunta a la gente sobre su gusto por algún juego, cada quien podría arrojar una opinión diferente sobre cual franquicia goza de mayor popularidad.