Desde el día de ayer, se ha desatado en Twitter toda una oleada de comentarios acerca del estado de la industria de los videojuegos, donde se acredita a la misma como sexista y misógina.

Es un hecho que en la industria, se tiene estimado, que el mayor porcentaje de las personas que trabajan en esta, contemplando a las desarrolladoras y publishers; la conforman en su mayoría hombres, mientras que las mujeres vienen a ser la minoría. El porqué se da esta situación de desigualdad, resulta un tanto difícil para las empresas reconocer o de establecer; pero es un hecho, que cada vez, más mujeres toman el gusto por quererse involucrar en esta industria, ya sea como guionistas, productoras o desarrolladoras y simplemente no pueden por diversas barreras que la misma industria les impone y les ofrece una escasa partición en diversas áreas.

Desde hace ya un par de horas, mediante la red social de Twitter, se ha estado dando toda una guerra cibernética, acerca de las desigualdades que existen y se presentan hay en la industria; esta misma se da estado dando entre las profesionales y varias jugadoras. La que desató dicha guerra (por así llamarle), fue la escritora Filumena Young, al exponer los porqués de no querer entrar o participar en esta industria, mediante el hashtag #1ReasonWhy; que a la larga se empezó a tachar a la misma de sexista, que solamente trata temáticas enfocadas para “los hombres” y que solamente promueve a la “mujer como objeto”.

Pero en contraparte, la guionista y escritora Rhianna Pratchet, contesto invitando a aquellas chicas desarrolladoras, que forman parte de la industria, que compartieran el porqué están en los videojuegos y el cómo es que han llegado a cumplir su objetivo. Al igual que ella, muchas han sido, las que han dado su punto de vista en relación a lo sucedido o experimentado en relación con la industria de los videojuegos.

El debate todavía sigue y por lo visto seguirá, ya que se han involucrado también, hombres ante este ciberdebate, que por lo visto seguirá atacando a la misoginia que eventualmente está presente en la industria de los videojuegos. Ahora sí que este ha sido un medio para dar a conocer las confesiones e historias acerca de lo que se vive dentro de la industria.

Esperemos que esto sirva de parteaguas para que en la industria se deje de esquematizar o establecer diferencias, sobre en qué uno puede ser participe o no; eso de creer que solamente las mujeres pueden estar en guionísmo, arte o mercadotecnia, resulta totalmente retrograda. Y lo peor de todo, es que a veces no se les reconoce lo que hacen, solamente vean el lugar donde trabajan desde otra perspectiva y se van a dar a cuenta, que es algo que se encuentra presente no sólo en la industria de los videojuegos sino también en otras.

Da coraje saber que solamente por medio de las redes sociales se puedan expresar, esperemos que las desarrolladoras como los publishers, no importando de donde sean, lean y conozcan lo que está sucediendo, para tener este aspecto más presente en sus empresas, ya que bien aprovechados los talentos igualitarios, se pueden volcar en ventajas competitivas a futuro.

Fuente: Kotaku,Meristation.

No olviden dejarnos sus comentarios aquí o en nuestra sección de foros.