Bien dicen que para ser científico se necesita estar un poco loco, pero la modernidad también ha hecho que nos demos cuenta de otra cosa importante, aparte de loco se necesita ser un verdadero player. Ya lo hemos visto en nombres curiosos dentro de la ciencia, por ejemplo: la Pikachurina  (proteína fundamental de la retina, encargada de enviar la información visual hasta el cerebro), bautizada así por investigadores de la Universidad de Osaka, en Japón, en honor a Pikachu; o el famoso gen POKEMON  (Erythroid Myeloid Ontogenic factor eritroide mieloide ontogénico de la proteína POK) que todos llevamos dentro y el cual fue bautizado así por los científicos del Memorial-Sloan Kettering  de Nueva York.

En esta ocasión, un estudio realizado por el profesor Erik Andrew Johannessen del Instituto Nano System Technology  de la Universidad de Noruega, ha creado el proyecto "Mikroskopisk Pacman". Dicho estudio está basado en los patrones de comportamiento entre los protozoos unicelulares y pseudocoelomates depredadores, dentro de un ambiente 3D, y el cual ha sido recreado al estilo de los escenarios del mítico juego de Pac-Man  a partir de nanoestructuras.

Checa el video de este increíble estudio