En la noche del 13 de junio, Sony  sorprendió a todos con una apertura de su conferencia completamente épica, pues con una orquesta en vivo y una sublime elegancia, el primer juego presentado fue nada más y nada menos que próximo el "God of War".

Santa Monica  a reimaginado "God of War" y ha traído nuevamente a Kratos  pero de una forma distinta y totalmente nueva dejando atrás todo lo que se conocía de la saga, y creando un nuevo universo de guerreros y dioses que le dará enfoque completamente diferente.

Ha quedado atrás el origen de la venganza y el odio; vemos a Kratos  mucho más maduro y alejado del Olimpo. El nacimiento de un hijo lo ha hecho ver las cosas de forma distinta, es hora de dar la vida y defender a toda costa su mundo.

Los escenarios abiertos, la ambientación y la naturaleza salvaje es la nueva apuesta de la saga, a la cual se unen unos gráficos que alcanzan la gran potencia de esta generación y demuestra la verdadera potencia de PlayStation 4.

Es momento de entrar a los dominios de Odin  y cambiar las espadas del caos  por una poderosa hacha que decapitará a todo aquel que se interponga en la nueva vida de Kratos.

La paternidad y la unión padre e hijo nos pone frente a un juego que se aleja de un reboot  para convertirse en la nueva era de los dioses.

Checa el gameplay