De seguro muchos al terminar de ver y leer esta imagen de Jordi Andrews, se empezaron a reír, ya que uno creería que el señor describiría un libro físico de pasta dura con hojas de papel y no un e-book como los que tenemos ahora. Lo que sí, es que nos establece que la tecnología cada día nos rebasa cada vez más, al grado que esta imagen nos marca un posible futuro donde ya no existan libros físicos y si existen serán escasos y de colección, como si fueran reliquias.

Si quieren ver más imágenes como estas, entonces da click aquí.

No olviden dejarnos sus comentarios aquí o en nuestra sección de foros.