"Xbox One S" ha sido la sorpresa de Microsoft  y con lo que ha abierto su conferencia de "E3 2016". La nueva consola de la compañía se convierte en la versión slim de Xbox One, reduciendo su tamaño en un 40%, se elimina el puerto de kinect  y pasará a ser conectado mediante USB, además, tendrá nueva potencia gráfica gracias a que podrá reproducir video en 4K, y jugar los juegos con la tecnología HDR, contará con un disco duro de 2TB, y el transformador de energía pasará a estar integrado dentro de la consola, por lo cual el cable de corriente pasa a ser uno normal y sin estorbos. A estas especificaciones técnicas se une la posibilidad de de poner la consola de manera vertical, y el control incluido en la consola será antideslizante y poseerá un rango de alcance mucho mayor, el nuevo control se podrá comprar por separado.

La nueva consola de Microsoft  llamada "Xbox One S", tendrá tres ediciones, la primera de ellas será de 500GB a un precio de $299 USD, la segunda de 1TB a un precio de $329 USD, y la tercera será de 2TB a un precio de $399 USD. Estará disponible a partir agosto de este año.

Checa la presentación de la consola