El nombre de Leslie Benzies está ligado al enorme éxito de Grand Theft Auto, uno de los juegos más vendidos y reconocidos, pues el ex-jefe de Rockstar North trabajó durante más de 15 años en la empresa y en el proyecto, pero su salida, aunque al principio se pensaba que era una decisión tomada por el mismo Benzies, resulta que todo ha sido una manipulación empresarial.

Leslie Benzies ha demandado a Take-Two Interactive  por la cantidad de 150 millones de dolares. Este dinero es generado por las regalías, las cuales no fueron pagadas en su totalidad según el propio Benzies.

La quinta entrega de Grand Theft Auto  ha sido la más exitosa hasta la fecha, y tras un largo trabajo, Leslie Benzies tomó un año sabático, pero a su regreso ya no se le permitió reincorporarse a la empresa. De acuerdo con sus abogados, sus accesos estaban deshabilitados y él estaba fuera de la compañía. Tras este acontecimiento, y después de unos meses, ha iniciado un proceso jurídico donde se pide una indemnización valorada en 150 millones de dolares, que es lo que se calcula ha generado la franquicia en regalías durante el tiempo que ha estado fuera de la empresa.

Strauss Zelnick, máximo responsable de Take-Two Interactive, asegura que la marcha de Leslie Benzies fue por voluntad propia y sin argumentar una razón al estudio.

¿Qué crees que haya pasado? ¿A Benzies se le acabó el dinero muy rápido o fue una mala jugada de la empresa a la que le invirtió 15 años de su vida?