space_invaders

Actualmente Google se encuentra trabajando en uno de los proyectos más ambiciosos en términos de inteligencia artificial (IA), pero lo que más llama la atención es que dicho proyecto se enfoca en jugar videojuegos. Esta IA se encuentra bajo el desarrollo de Deep Mind Technologies, compañía británica adquirida por Google el año pasado.

La prueba a la que ha sido sometida esta nueva IA consistió en que ésta debía jugar 49 títulos de la legendaria Atari 2600. El detalle era que la IA recibió la instrucción de jugar esa cantidad de juegos, sin la menor ayuda o guía respecto a lo que debía hacer.

Cada vez que la IA superaba cada nivel de cada título recibía un estímulo similar al que se le da a un perro por realizar una acción correcta. Dentro de los resultados se arrojó que esta IA de Google logró superar al desempeño humano en 29 juegos. Pero eso no es todo, gracias a sus algoritmos ha sido capaz de obtener un alto record al completar 43 juegos de entre los que destaca Sapce Invaders. Según Bloomberg en el caso de “Video Pinball” se ha logrado aplastar a la habilidad humana, puesto que la IA fue 20 veces mejor que el jugador profesional.

El principal propósito de este trabajo de investigación no es el desarrollar una forma para hacer trampa y terminar los juegos a lo tonto.En sí, lo más importante fue encontrar la mejor solución que se pueda aplicar para situaciones en la vida real, es decir, el sistema debe ser capaz de analizar su entorno, desplazarse y tomar acciones coherentes.

Demis Hassabis, vicepresidente de Deep Mind Tecnlogies, aseguró que esta investigación marca la primera vez que se desarrolla un solo sistema de IA que puede aprender directamente de la experiencia y manejar un amplio rango de tareas. Aunque reconoce que aún nos encontramos my lejos de alcanzar una IA que piense de forma autónoma. “Es cierto que se está completando y entendiendo la estructura de estos juegos, pero tampoco podemos decir que esta tecnología sea capaz de entender conocimiento conceptual o abstracto”.

El siguiente paso es desarrollar y entrenar un sistema de IA para navegar entornos tridimensionales, justo como en los videojuegos que empezaron a surgir en la década de los 90. Al exponer al sistema a un entorno mucho más complejo de videojuego se podría llevar al mundo real. “ Si esto puede manejar a un automóvil en un juego de carreras, entonces el potencial es tan grande como para lograr manejar un auto en la vida real. Ese es el principal objetivo”.

De llegar a perfeccionarse esta nueva IA de Google, sin duda estaríamos ante un avance considerable no solo para la industria de los videojuegos, sino para el campo práctico diario, donde acciones que vemos cotidianas, tales como manejar un autómovil u otra máquina se puedan realizar sin ni siquiera dar instrucciones de operación a un sistema y que éste analice la forma de llevar a acabo determinada acción.

Fuente: Bloomberg