Los lunáticos conejos de Ubisoft amenazan con regresar más traviesos que nunca. En esta ocasión llegan junto al lanzamiento de la nueva consola de Nintendo el Wii U. Este nuevo juego tiene lugar en un curioso parque de diversiones donde los carismáticos Rabbids deberán luchar contra los límites de altura que les impiden el ingreso a los juegos. Rabbids Land es un juego de mesa virtual, donde tu objetivo es juntar entre 10 y 20 trofeos para poder regresar al centro y ser el ganador.

La mecánica es muy sencilla y parecida a la de otros juegos; durante tu turno deberás lanzar los dados para avanzar de casilla. Hay casillas marcadas con un regalo, al abrirlas hay todo tipo de objetos como un cono de seguridad, una muleta, un dado trucado etc; estos objetos tienen diversas habilidades que puedes utilizar en tus siguientes turnos. También hay casillas de castigo, si tienes la mala suerte de caer en alguna de ellas, desgraciadamente perderás un trofeo. Hay unas peculiares casillas marcadas con un signo de interrogación, al caer en ellas deberás contestar una pregunta (por lo general, datos curiosos del cuerpo humano) los demás jugadores apuestan si la respondiste o no correctamente, en caso de acertar te llevas 2 trofeos y los que apostaron a tu favor reciben un trofeo.

El gran problema con este juego es que a pesar de estar enfocado para 4 jugadores, en realidad sólo compiten 2 jugadores por minijuego y aceptémoslo ¿A quién le gusta esperar para jugar? El intercambio constante del Gamepad y el Wii Remote llega a ser sumamente tedioso y al final un completo caos. A pesar de este gran defecto el uso de los controles es muy agradable, mientras un jugador utiliza el Gamepad, el otro utiliza el Wii Remote, haciendo que el juego se complemente perfectamente pues en ningún momento hay alguna ventaja sobre el otro jugador.

En realidad Rabbids Land no llega para arrebatarle la corona a Mario Party, sin embargo es una buena opción para compartir con familia y amigos una agradable tarde.