Porque el espacio no era lo suficientemente genial...

La compañía Microsoft anunció su realidad aumentada con un dispositivo llamado HoloLens. Muy padre y entretenido; pudimos ver que planean, a futuro, aplicaciones para juegos y para ayudar en el campo de la ciencia. Lo que nunca pensamos es que interviniera la NASA (sí, esa NASA que estás pensando). Sus planes son llevar dos de estos aparatos a la International Space Station.

Con el HoloLens y una aplicación de nombre Sidecick (aliado), los astronautas serán asistidos en procedimientos si llegara a ser necesario. Mientras estén abordo de la ISS, tendrán soporte e instrucciones a detalle para rutinas diarias o cuestiones de emergencia.

Sidecick tiene dos elementos para incorporarse con el HoloLens: Experto Remoto y Modo Procedimiento. El primero se enfoca en meter a un operador vía Skype, desde la Tierra, para hablar con el astronauta. Lo interesante será que el operador podrá ver lo que el astronauta está viendo en tiempo real y asistirlo paso a paso.
En cuanto al segundo, es muy parecido a un videojuego. Imagina que miras un objeto y, antes de tocarlo, te aparece qué es y una breve sinopsis sobre cómo funciona. Pues así como en varios videojuegos que nos dan toda la información sobre algo con tan solo voltear a verlo, el Modo Procedimiento se enfoca en poder darle al astronauta un conocimiento extenso de operaciones, controles y funciones con simplemente ver una parte de la nave o la cabina de mando.

Los dos HoloLens se irán a órbita este 28 de junio. Saldrán en el cohete SpaceX.
¿Qué otras funciones pueden pensar para este aparato?