Bungie comentó que la historia original de Destiny fue eliminada casi por completo. Una entidad llamada Rasputin -localizada actualmente en Cosmodrome- era a quien principalmente se necesitaba cazar. Como Warlock, Titan o Hunter, la idea era encontrar y atrapar a Rasputin. En 2013 se renovó, moviendo los aspectos de esa trama como pequeños elementos de una historia mayor y con más dinamismo.

"Bungie abandonó todo", comentó el estudio refiriéndose a ellos mismos. "Eliminó algunos desarrollos de trama, revolucionó a los personajes y escribió nuevamente mayoría del diálogo". Así, Destiny se impulsó como una cosa no tan plana. Dándole más cuerpo y profundidad a la interacción dentro del título.

La historia contaba, al final, una cinemática donde los players ven que la fuerza alienígena Hive rapta a Rasputin. Es trasladado, tiempo después, a su nave Dreadnaught (ahora parte de The Taken King). "Originalmente, la nave iba a formar parte de la historia principal", añadió Bungie. La última parte del juego era completamente en Dreadnaught.

Así, el juego completamente se innovó. Muchas de las partes de la historia principal se vieron extendidas o modificadas para la nueva trama. Por ejemplo, Trials of Osiris, que en realidad sólo era Osiris, como un guía para el player. The Stranger, a quien conocemos bien, era primero una versión robótica de la información que presentaba Osiris.

High Moon Studios, quienes se verán involucrados en presentar una secuela para Destiny en 2016, aparentemente cuentan con la historia original. Se reporta que un buen pedazo destinado a aparecer en The Taken King estará ahora en la segunda parte. Así, Destiny es un juego más interesante -de acuerdo con Bungie- y dejan un poco de misterio para su secuela.historia_original_Destiny

Fuente: IGN