Muchos rumores salieron a la luz respecto a Hulk Hogan. Específicamente se habló de cómo insultó a Dwayne "The Rock" Johnson llamándolo nigger y sambo. ¿Por qué es tan ofensivo? Pues el racismo en ninguna parte es algo bien recibido. Además, Estados Unidos se ha puesto muy a favor de la diversidad racial, religiosa y hasta sexual; comentarios negativos hacia una persona y además en un medio de difusión masiva no son tolerados.

El rumor como tal expresaba que Hulk Hogan había sido despedido ayer de la empresa de lucha libre, WWE, y que además todo su perfil y mercancía serían removidas de las páginas de internet. Lo cierto es que sí se eliminó su perfil y no puedes encontrar productos de Hogan en las páginas de la WWE ni de "Tough Enough", el programa donde era protagonista.

Lo que es la realidad no tiene que ver con The Rock. De hecho se trató de una entrevista grabada en donde habla sobre la vida sexual de su hija. Fue lanzado el audio con un poco de edición y parece que le echa tierra a Johnson cuando no es verdad. Por otra parte, Hogan sí hace numerosos comentarios racistas hacia los afroamericanos. Eso en especial es muy mal visto por Estados Unidos.Hulk_Hogan_WWE

La WWE terminó el contrato con el luchador y esto fue lo que dijo. "WWE terminó su contrato con Terry Bollea (también conocido como Hulk Hogan). WWE se ha comprometido a respetar y celebrar a personas de todos los orígenes, como lo demuestra la diversidad de nuestros empleados, luchadores y fanáticos de todo el mundo".

Por su parte, la entrevista destaca un fragmento en especial y eso fue lo que lo despidió. Específicamente la parte que dice "No sé si Brooke se estaba acostando con el hijo del negro… Soy racista hasta cierto punto, malditos negros. Si va a tener sexo con algún negro, prefiero que se case con un negro basquetbolista que valga millones de dólares".1332416334Hulk_Promo_Dual_Biceps_No_Background

Recientemente Hulk Hogan pidió disculpas. Hizo comentarios a un medio para pedir perdón y de hecho mencionó que fue él quien renunció y no que lo hayan despedido. Dijo que no quería que su familia tuviera que pasar por todo el lío. "Durante una conversación hace ocho años usé lenguaje ofensivo. No hay excusa, fue inaceptable haberme expresado así y me disculpo. No soy así. Creo firmemente que cada persona en este mundo es importante y no debe ser tratada diferente por su raza, género, orientación sexual, visiones religiosas y demás. Me siento desepcionado conmigo mismo porque es inconsstente con mis propios pensamientos".