Tener consolas nunca fue tan sexy, me imagino que con una chica así todos corremos a comprar una.