Seguramente, a principios de 2009 la empresa finlandesa Rovio no se imaginaba el fenómeno que sus iracundos pájaros causarían. Al día de hoy, tal fenómeno lleva globalmente más de mil millones de descargas y un sinfín de artículos como juguetes, peluches y hasta ropa. Con números así, era de esperarse la incursión de Angry Birds en las consolas de videojuego. Si eres de esas personas, que se la pasan todo el día pegados al smartphone lanzando pajaritos por los aires, seguramente ahora pasarás mucho tiempo frente al televisor.

Ya sea por fanatismo o por curiosidad, Angry Birds Trilogy es una gran opción para permanecer en el sillón todo el fin de semana. Claro, esto aparte de que es un juego familiar bastante entretenido, y sobretodo, sencillo de entender para quien nunca lo ha jugado. Si eres fanático, vuela por él, ya que te aseguramos será una gran adición a tu plumífera colección. Pero si eres nuevo en esto de combatir a los cerditos utilizando pájaros enojados, Trilogy es una muy buena opción para adentrarse en el fenómeno.