Investigadores de la Universidad de Keele en el Reino Unido descubrieron los efectos que los videojuegos con violencia pueden tener en el umbral del dolor de un individuo.

El experimento que llevó a esta conclusión consistió en poner a los participantes del estudio a jugar videojuegos violentos por 10 minutos para que luego pusieran sus manos en agua a punto de congelarse y medir cuánto aguantaban.

"Los resultados confirman nuestra hipótesis de que jugar videojuegos aumenta la tolerancia al dolor y a la agresión" dijo el Dr. Richard Stephens en entrevista para The Daily Mail.

Los resultados del estudio demostraron que los participantes que jugaron videojuegos violentos tenían un ritmo cardiaco más acelerado, por lo que pudieron mantener sus manos en el agua 65% más que los participantes que no jugaron videojuegos.

¿A ustedes qué beneficios les dan los videojuegos?

Fuente: Computer and Videogames