El día de hoy, Jason Robin, directivo de la actualmente declarada en bancarrota, THQ; ha hecho el anuncio de que ya tienen asegurado un inversor, la firma de capital privado llamada Clearlake Capital Group, la cual está totalmente interesada en comprar la mayor parte de lo que representa a THQ; como son los estudios desarrolladores con los cuenta, entre estos podemos mencionar a Relic, THQ Montreal, Vigil y Volition; además, de las múltiples propiedades intelectuales, los contratos que cuenta con: Obsidian, Turtle Rock, Cryteck, 4A Games, South Park Digital Studios y el staff de soporte.

Clearlake viene a ofrecer el respaldo económico necesario para que THQ siga trabajando en los diversos productos, así como en los procesos de desarrollo con los que cuenta una vez que termine el periodo del Capítulo 11 del Código de Bancarrota (proceso que la verdad no sorprende que hayan recurrido, ya que importantes empresas como GM, American Airlines o MGM, han recurrido para evitar el quiebre económico definitivo). Además, cuando se complete la compra, Clearlake, se ha comprometido a invertir capital adicional, para que puedan terminar los juegos que están todavía en desarrollo y continuar haciendo juegos a futuro.

Jason Robin, explica que al estar en este proceso les permite obtener diversas ofertas competitivas de diferentes licitadores; por tal motivo, aquel rumor que está corriendo acerca del interés de Ubisoft en las PI´s y en los estudios de THQ, sea algo que pase a volverse una posibilidad.

“El proceso del Capítulo 11, permite que otros licitadores puedan presentar ofertas competitivas a THQ. Así que, aunque estamos muy entusiasmados con la oportunidad con Clearlake, no vamos a ser capaces de decir que el trato está hecho por lo menos en un mes o más”.

Robin, asegura estar satisfecho con lo que pueda pasar en 30 días, ya que el fin del trato con Clearlake, es preservar los equipos y los productos. Y además establece que los equipos de THQ siguen trabajando en los diversos títulos que están pendientes como: South Park: Stick of Truth, Saints Row 4, la secuela de Homefront o Metro: Last Light.

Lo que viene a hacer Clearlake con THQ, es sencillamente, sí una compra, pero yo lo consideraría más una inversión de soporte de marca, para volver a posicionarla como el gigante que era; esto quiere decir que THQ seguirá existiendo pero bajo el respaldo de este grupo capitalista.

Aunque lo que plantea Robin, casi al terminar su comunicado, el tiempo es infortunado y lo que llegue a pasar de aquí en adelante con THQ, resulta bastante incierto, ya que a pesar de que se mantengan los productos y los equipos de trabajo, la presencia o ausencia de la marca será algo que determinará total y completamente a Clearlake una vez que se concluya la venta.

Desde mi punto de vista, creo que lo más sensato que puede hacer Clearlake, es manejar a THQ como una submarca o una nueva línea de marca más, que se endosa e integra al grupo capitalista, ¿qué quiere decir esto?; muy sencillo, que THQ, tendría su autonomía y seguiría sacando juegos bajo el nombre de THQ, solamente, lo que cambia es que ahora pertenece y responde a Clearlake Capital Group.

A continuación, les dejamos el comunicado original, para aquel que quiera saber conocer un poco más acerca del futuro de THQ.

Fuente: THQ.

No olviden dejarnos sus comentarios aquí o en nuestra sección de foros.