battlefield-hardline-review-notaChico malo, chico malo...

Disponible para: Playstation 4,Xbox One,
Playstation 3, Xbox 360 y PC (reseñado para PS4)
Lanzamiento: 17/03/15
Publisher: Electronic Arts

El campo de batalla ha cambiado, pero esto no es lo único que dejamos atrás para participar en intensos tiroteos entre “policías y ladrones”. Battlefield Hardline es un juego alterno dentro de la premiada saga creada por el estudio DICE, y claramente se siente como algo muy diferente a lo acostumbrado en Battlefield.

Si lo que esperabas ver era un impresionante conflicto bélico como en el tercer o cuarto capítulo, será mejor que comiences a experimentar Hardline con la mente muy abierta. Aquí la fórmula se aparta de la parafernalia militar, para ponernos en los zapatos del oficial Nick Mendoza. La historia nos situa en una investigación policiaca sobre tráfico de drogas, oficiales corruptos, y otros tantos conflictos judiciales de la vida cotidiana.

¿Te suena como si la trama se hubiera tomado prestada de alguna serie de televisión estadounidense? Pues técnicamente casi lo fue. El equipo desarrollador Visceral Games (creador de Dead Space) se esmeró por presentar la historia de esta forma a tal grado, que hasta la introducción a cada capítulo se realiza con una secuencia en video tipo “previamente en…”. No te culpamos si llegas a sentir parte de un episodio de la serie Hawai Five-0 (en sus más recientes temporadas).

La diferencia abismal en esta entrega con respecto a las demás, es el que ya no es obligatorio el llenar de plomo a todos los enemigos que se cruzan en nuestro camino. Aquí como somos parte de la fuerza judicial, desde un principio se nos refuerza el sentido de no usar la fuerza letal, a menos que sea verdaderamente necesario.

Por extraño que suene, estamos hablando de una campaña de Battlefield donde disparar no es lo primordial para completarla. Con nuestra reluciente placa en mano, debemos acercarnos a los delincuentes, y tratar de esposarlos pacíficamente para que se rindan. Con la placa en mano podemos intentar detener hasta tres enemigos simultáneos, pero siempre cuidándonos de no dejar de apuntar con nuestra pistola a los maleantes cercanos, ya que pueden tomar su arma súbitamente para dispararnos.

battlefield-screen1

El poder de la brillante placa policiaca

Esta es una de las mecánicas de juego que brindan mayor tensión a las misiones. Casi siempre se nos obliga a buscar sorprender a los enemigos, para dejarlos fuera de combate esposándolos. Conforme avanzamos en los niveles, cada vez se vuelve más intenso el preservar la vida de los sicarios casi a toda costa, mientras observamos en el radar como se aproxima otro grupo rápidamente. Claro que el útil radar elimina cierta dificultad dentro de los tiroteos, aunque logra aumentar la adrenalina en los momentos críticos cuando estamos rodeados.

Al avanzar por los escenarios, vamos obteniendo diferentes objetos u armas para cumplir las misiones. Entre estos existen partes para mejorar las características del armamento, como miras láser o cartuchos de mayor capacidad; Por otra parte, se integran aditamentos para otras funciones, ya sea escalar a nuevas alturas con un gancho especial, o escanear el entorno para detectar documentos o información adicional.

Lo de escanear es meramente una distracción y no resulta ser muy entretenido en general, debido a que llega a romper el momento de una que otra secuencias emocionantes,  para presentar información no tan interesante (ni de lejos llega a estar tan bien estructurada como en Metroid Prime). Sin embargo, algunas de las mejores secuencias en el juego fueron donde utilizamos el gancho para trepar por los entornos, y sorprender a los adversarios.

battlefield-screen2

Cuando la placa no es suficiente, llega la hora de la acción

Los veteranos de la saga no tienen por que sentirse completamente exiliados, ya que todos los capítulos pueden ser jugados al estilo ”clásico” de balear a quien se te ponga en frente. Lo malo, es que esta forma de actuar es un tanto castigada, otorgando menos recompensas en accesorios y armas adicionales. No obstante, hay que recordar que estas “penalizaciones” son congruentes con la trama, y con nuestro incansable rol de policía.

Si bien el modo para un solo jugador no cuenta con los mismos tropiezos del usado en Battlefield 4, tampoco es material como para un óscar. Casi todos los clichés que se puedan imaginar de una serie de televisión estadounidense están aquí, desde los personajes que a leguas sabes que esconden algo, hasta las impresionantes explosiones de las que escapamos por segundos, sin dejar a un lado las persecuciones a toda velocidad. Eso si, no le ayuda mucho el paso al que se desarrollan los eventos, ni tampoco lo predecible que se tornan, o lo restringido que se siente en ocasiones debido a la mecánica de arrestos y escenarios algo lineales.

A veces los conceptos originales de la serie, contrastan demasiado con las nuevas ideas que se quieren implementar. Esto termina por crear una amalgama no tan convincente de objetivos, y misiones con secciones no precisamente memorables.

Ya hablamos del platillo de entrada en todo Battlefield, pero ahora tenemos que hablar del verdadero plato fuerte de la franquicia, lo que desde su inicio en PC lo hizo destacar por encima de una cantidad de competidores, su multijugador en línea.

battlefield-screen3

Acción multijugador de policias contra ladrones

En este sentido, Hardline es una especie de mezcla un tanto extraña. Hace por implementar este tipo de competencias de policías contra terroristas tan venerado en títulos como Counter Strike, pero intenta a toda costa retener elementos que consagraron a Battlefield como los vehículos y los mapas gigantescos. El resultado es una experiencia divertida, aunque lejos de estar refinada para un justo juego competitivo.

Ambos bandos en conflicto cuentan con cuatro clases de personaje, cada uno con sus clásicas armas especializadas, así como aditamentos para llevar a cabo roles específicos en las partidas. Nuevamente retorna la alternativa de personalizar a su protagonista con armas primarias y secundarias, camuflajes y accesorios extra, de los cuales la gran mayoría, primero deberán obtenerse comprándolos con el dinero otorgado por el desempeño en los combates.

Las modalidades que más nos entretuvieron durante nuestro larga sesión de juego, fueron Blood Money, Hotwire y Crosshair.

Blood Money coloca a los jugadores en una dura competencia por una pila de dinero en dos bases principales. Los agentes de la ley intenta mantener este dinero como evidencia, mientras que los ladrones obviamente no planean donarlo a la caridad.  El giro crucial aquí, es que los equipos deben coordinarse para robar grandes sumas de dinero de la base contraria, y de paso no dejar muy descuidada su propia bóveda. Como es de suponerse, todo puede cambiar en un descuido de quienes se quedan de guardia.

battlefield-screen4

Brutalidad policiaca plena

Hotwire normalmente se convierte en pura adrenalina sobre ruedas, que crea un conflicto entre los bandos por el control de vehículos específicos en los escenarios. Cada partida en este modo suele convertirse en frenéticas persecuciones motorizadas, con tiroteos y explosiones de los que el mismo Michael Bay se sentiría orgulloso.

Por último, Crosshair es probablemente una de las modalidades de mayor tensión e impacto en total. Los policías deben asegurarse de escoltar sano y salvo a un importante ex sicario hasta una zona segura, pero primero, tendrán que sobrevivir a las emboscadas del equipo de criminales organizados, quienes no dudarán ni un minuto en eliminar al traidor. Los momentos de angustia son incomparables a cada segundo, más cuando se toma en cuenta que todos los participantes únicamente cuentan con solo una vida por partida.

Nueve mapas basados en diferentes partes de Los Angeles y otras secciones de Estados Unidos se incluyen en este lanzamiento. Muchos de los niveles cuentan con gran tamaño, de hecho, tal vez algunos son exageradamente colosales, con todo y que estén siendo ocupados por 64 jugadores y vehículos. Lo curioso, es que para algunas modalidades  basadas en utilizar autos o motocicletas como Hotwire, su tamaño se siente reducido, obligándonos a tomar las mismas rutas constantemente.

Pese a ello, ciertos mapas provocan enfrentamientos electrizantes, que cambian de rumbo con la destrucción del entorno gracias al motor Frostbite 3.0, y a los eventos conocidos como Levolution, que desencadenan furiosas tormentas de arena en el área, o el desplome de estructuras enteras inesperadamente. El mérito en esta ocasión, es que hasta ahora no han surgido problemas técnicos graves en cuanto a desconexiones o reacciones extrañas de la física.

battlefield-screen5

Nuevas formas de sorprender al enemigo

Lo que más bien falla en este sentido, es el balance necesario en un estilo de juego que ha sido dominado por otros competidores del género desde hace años. El equilibrio entre las clases no está muy bien estructurado, y existen armas que son irrealmente letales. Sin duda, Visceral tendrá que poner manos a la obra, si desea que este multijugador sea considerado más que duelos rápidos y olvidables. Tampoco le caería mal, añadir regiones adicionales para dar variedad a las confrontaciones.

La novedad del motor Frostbite 3.0 empieza a desgastarse, o quizá solo el estudio DICE sea capaz de explotar todo su potencial, puesto que esta entrega no deslumbra tanto a los espectadores en su aspecto gráfico. Efectos de luz en las explosiones, y otros tantos efectos en pantalla llegan a acaparar nuestra atención;  pero en cuanto a texturas o detalle visual, no presenciamos algo fuera de lo común en esta generación de consolas. De igual forma, se notan descuidos en esos “detalles finos” que parecen pequeñeces, pero no dejan de cuestionar la producción estelar de un título AAA. Lo decimos por cosas como los cuerpos abatidos en el piso, que se vuelven inmunes a cualquier balazo, movimiento o interacción.

Otra decepción para los puristas de la imagen, nos la llevamos en la resolución nativa de juego, pues PS4 alcanza solo los 900P (1600x900),  mientras que Xbox One llega a  720P (1280x720), todas las resoluciones corren a 60 cuadros por segundo. Cabe resaltar, que varios reportes indican que la versión de Xbox one es mucho más estable que la de PS4, la cual llega a alentarse demasiado en secuencias de gran intensidad.

calificación-chica-75Conclusión

El peso del nombre principal, llega a resultar demasiado grande para un título  que cuenta con suficientes ideas o mecánicas, para haber intentado brillar por cuenta propia. Hardline se esmera en respetar los elementos que han dejado un legado en la industria,  y termina no explotando al máximo otros conceptos que pudieron convertirlo en algo más, que un juego que intenta aligerar la espera del quinto capítulo de su saga. En definitiva, este no es un estupendo Battlefield; no obstante, tampoco es el desastre que los detractores de este giro policiaco para la franquicia pronosticaban.

Aciertos
  • Aspectos de presentación tipo serie de televisión bien logrados.
  • Diferentes formas para afrontar las misiones.
  • Nuevas modalidades multijugador estupendas y entretenidas.
  • Cambios en los entornos conocidos como Levolution, agregan ese toque inesperado y emocionante a los tiroteos en línea.
  • Aditamentos como los ganchos brindan nuevas e interesantes formas de aprovechar los entornos.
  • Banda sonora que va muy de acuerdo al estilo de juego.
Errores
  • Historia predecible y poco original.
  • Existencia de armas en multijugador no muy balanceadas.
  • Limitada cantidad de mapas para combatir en línea.
  • Detalles visuales promedio, por debajo de una evolución gráfica.
  • Progreso de juego en campaña que se siente limitado y lineal.