dragon-age-not

La nueva era ha surgido

Disponible para: Xbox One, Playstation 4 y PC
(Reseñado para PS4)
Lanzamiento: 24/11/14
Publisher: Electronic Arts

Luego de ver a un Dragon Age 2 que se quedara corto ante las expectativas de los fans, Bioware regresa con la firme convicción de recuperar la preferencia de sus fans con Dragon Age: Inquisition, la tercera entrega de la serie. Ésta le ha dado nuevos aires a la saga ya que le ha permitido posicionarse como uno de los títulos de mundo abierto.

Una de las cualidades que ha caracterizado a BioWare desde los tiempos de Star Wars Kinghts of the Old Republic al igual que de Mass Effect, es la posibilidad que se nos da al principio del juego para equipar de la forma en que más nos plazca a nuestro personaje. Como es una tradición tenemos la libertad de elegir entre el sexo de éste, la raza y su clase. De igual forma, no se puede concebir un título de dicho estudio sin la cualidad que permite la toma de decisiones, mismas que repercuten tanto en el desempeño de nuestro protagonista, así como en la forma en que el entorno nos trate, e inclusive, ciertas situaciones llenas de romance a las que podremos tener acceso.

dragonscreen4

Son tantas las opciones de personalización, que sin darnos cuenta se invierte un tiempo considerable tan solo en la configuración inicial de nuestro protagonista, inclusive antes de arrancar con la historia principal. Otro detalle que es justo mencionar es que no encontrarán prólogos personalizados, el resultado es que todo inicio de campaña es el mismo.

cole-profile-260x260Una de las principales cualidades de esta nueva entrega es su extensión, si bien luego de poco más de 85 horas de juego, apenas nos abrimos paso por la historia principal, al igual que de algunas misiones secundarias, no obstante, tenemos que reconocer que aún existen ciertas áreas en las que no hemos ingresado, o peor aún, cientos de secretos por revelar, pero sobre todo una amplia gama personajes, de los cuales no a todos se les conoce de forma inmediata al acabar la campaña.

En sí, la historia de Inquisition nos pone en los zapatos del único superviviente de un devastador accidente, el cual provocó la apertura de una brecha en los cielos, a través de ésta diversos engendros y demonios no han dejado de llegar a la tierra, dando como resultado que el mundo se sumerja en una completa devastación, donde impera el caos y la ruina. Para variar, nuestro (a) protagonista, según sea el caso, no recuerda nada de lo ocurrido, sin embargo, cuenta con el poder suficiente para cerrar dichas aperturas de donde provienen estas abominaciones. Y casualmente es el único capaz de salvar al mundo entero.

Para llevar a cabo esta titánica empresa, nos convertimos en el principal promotor de la inquisición, por lo que recorreremos las tierras de Thedas para reclutar a todo aquel que esté dispuesto a pelear a nuestro lado y hacer de este movimiento, el ejército capaz de enfrentar la amenaza que azota a todo Thedas. Tal como pueden apreciar, el arco argumental no es nada sobresaliente, mucho menos resulta una trama inspiradora, simple y sencillamente cumple con su función de introducirnos al sistema de juego.

No hay que confundir la historia principal con la trama expuesta en cada una de las regiones de Dragon Age: Inquisition, así como en sus trasfondos, porque en este factor es donde verdaderamente recae uno de sus principales atractivos, incluso más que en sus personajes, ya que si bien a lo largo de nuestra campaña empuñaremos las armas en compañía de algunos emblemáticos personajes, pero la gran mayoría de éstos no cuentan con una chispa que los haga sobresalientes.

dragonscreen1

Cabe señalar que el sistema de recompensas hace honor a toda misión por pequeña que esta sea, está por demás decir que un sinfín de objetos nos aguardan a la vuelta en cada rincón, pastizal, cornisa u otro lugar por inverosímil que parezca. En muchas ocasiones basta con establecer una simple conversación para habilitar misiones adicionales en nuestro tablero de guerra.

ironbull-profile-260pxPero lo que realmente es todo un reto a nuestra paciencia, es cuando se quiere mantener las decisiones de los juegos previos, ya que nos vemos en la necesidad de ingresar al sito de Dragon Age Keep, seleccionar a nuestro personaje y escoger de nueva cuenta cada una de las decisiones tomadas con anterioridad, una por una.

Pero eso no es todo porque este sitio web solo detecta tanto los logros, como los contenidos descargables, más no muestra las partidas salvadas, de tal forma que si no recuerdas todo lo que hiciste con anterioridad, te verás en la necesidad de invertir un tiempo considerable antes de comenzar a jugar Inquisition.

Una vez que nos sumergimos en Thedas, no se puede dejar de notar ese nuevo aire que Bioware le dio a esta tercera parte de la saga, el salto a un estilo de juego de mundo abierto, sin duda fue uno de los factores que hacen de esta entrega, una opción viable para quienes disfrutamos de mapas gigantescos. Sobra decir que cada una de las regiones cuenta con proporciones gigantes, y obviamente encierran toneladas de contenidos secretos, objetos coleccionables, así como una diversa cantidad de misiones secundarias.

Pero no todo es fama ni gloria porque las misiones secundarias que presenciamos en Inquisition en comparación con las de Origins y de Dragon Age II, han experimentado una baja en cuanto a calidad se refiere, puesto que en lugar de ofrecer un reto considerable, la gran mayoría de ellas se limitan a recolectar determinados objetos, así como aniquilar a ciertos oponentes, no obstante, carecen de un argumento sólido que las respalde.

dragonscreen3

Existen otras que no tienen razón de ser, tal es el caso de misiones donde se pretende hacernos competir en carreras de caballos, o inclusive, misiones donde nuestra función es la de ser un mero escolta, se entiende que en el afán de éstas es romper el esquema general del juego, pero en este caso lejos de aportar algo que valga la pena; a primera instancia se siente que fueron agregados solo para cumplir un contenido adicional.

blackwall-profile-260pxLo que mantiene de cierta forma el estilo que Bioware solía poner en sus misiones secundarias son aquellas a las que tenemos acceso una vez nos ganamos la confianza de nuestros compañeros de equipo. Sin embargo, lo llamativo de esto, es que una buena parte de la toma de decisiones así como parte de esta carga argumental queda aislada de los eventos principales, dando como resultado una cierta pérdida en la narrativa.

En cuanto a su sistema de combate el resultado ha sido una fusión entre los dos títulos previos, aunque no se puede dejar de notar que cuenta con una mayor influencia de la segunda parte. Nuestro equipo lo conforman cuatro personajes, y tal como ocurre en la saga solo basta pausar el juego para asignar una orden a nuestros seguidores.

Respecto al arsenal disponible, no les contamos nada nuevo, pero lo que si destaca es la posibilidad de forjar nuestros propios estilos de armas, al igual que armaduras y equipamiento en general. También se contempla la posibilidad de mejorar las armas ya existentes, lo que facilita mejorar su desempeño.

Como es de esperarse, para incrementar el desarrollo de nuestra base de operaciones es necesario haber cumplido con un número determinado de misiones, un reclutamiento constante de diversos miembros que estén dispuestos a luchar por la causa, así como la resolución de conflictos, son algunos de los detalles que nos permitirán como ya lo dije, subir de nivel a nuestra fortaleza, mientras también se ganan puntos de poder.

dragonscreen2

Es de reconocer la inclusión de una modalidad multijugador en esta entrega, a pesar de ello, no es un elemento que brille con intensidad. Ya que no esperen poder compartir ciertas misiones con los amigos, mucho menos disfrutar en conjunto de los eventos de la campaña. Al igual que con Mass Effect 3, Bioware limitó esta modalidad a unas cuantas misiones cortas donde hay que masacrar algunas áreas infestadas de oponentes.

morrigan-profile-260pxPor otro lado, Inquisition ha dejado claro que un sistema de control puede ser óptimo, tanto en la versión de PC, como en la de consolas; aspecto que en repetidas ocasiones se ha vuelto un estigma en varios títulos inmersos en esta situación, ejemplo de ello fue Dragon Age II. En el caso de los respectivos mandos de las consolas, BioWare a través de Inquisition ha ofrecido soluciones viables que de cierta forma compensan los atajos rápidos con los que contamos en PC.

Para ilustrar esta situación, basta con decir que con los gatillos inferiores derechos de nuestros controles realizamos un ataque básico, con los botón “X” o “A”, según sea el caso ejecutamos los saltos, mientras que el resto de los botones del control nos permiten equipar hasta ocho habilidades. Pero eso no es todo, porque al mantener presionado los gatillos L2 o LT aparecerá una segunda lista de habilidades, dando como resultado que en cada botón se cuenten con hasta dos habilidades o técnicas. Si se mantiene presionado arriba o abajo, podremos realizar los cambios entre los miembros de nuestro escuadrón.

Un hecho que sin duda ha levantado cierta polémica es que ahora ya no existen los hechizos que restablecen nuestra salud, por lo que si quieres curar a un miembro de tu equipo, basta con pulsar LB o L1, dependiendo de tu consola, de esta forma aparecerá una rueda, mediante la cual se le ordena al herido consumir una poción de recuperación, o en su caso, las clásicas acciones como atacar determinado objetivo, mantener una posición, o simplemente retirarse.

dragonscreen5

Pero eso no es todo, aunque a lo largo del juego se utiliza la cámara en tercera persona, es posible activar la cámara táctica, misma que nos permite hacer un reconocimiento del terreno de juego en general mediante los dos sticks de nuestros respectivos controles. Gracias a esto, es posible analizar a los oponentes, asignar órdenes a nuestros camaradas de equipo, por mencionar algunas de las elaboradas tácticas, y por si fuese poco también es viable acelerar o pausar la acción del juego a plena voluntad.

josephine-thumb-260x260En cuanto a su aspecto visual, la versión de PS4 nos ofrece una resolución de 1080p, mientras que en el Xbox One solamente brinda 900p, a pesar de ello ambas versiones mantienen los 30 cuadros por segundo, eso sin importar los diversos momentos en que el terreno de juego se satura con demasiados enemigos, ataques o hechizos. Sobra decir que nos encontramos ante una producción sustentada por el poder del motor gráfico Frostbite 3, destacando su versatilidad como uno de los motores que tiene la capacidad de adaptarse a las consolas de nueva generación.

Es comprensible que luego de Dragon Age: Origins, el cual intentaba rescatar la esencia de Baldur´s Gate, lo que significó horas de entretenimiento con un sinfín de misiones destacadas, decisiones argumentales sumamente importantes, un combate lleno de táctica y profundidad, entre otros elementos. En sí una entrega magistral de PC con todos los elementos que disfrutamos los fans de los RPG.

Y después con la llegada de Dragon Age II, el cual intentó darle gusto a los usuarios de consolas, dando como resultado una serie de cambios que lejos de favorecerlo lo afectaron. Ejemplo de ello fue un sistema de combate mucho menos complejo, al igual que simple, personajes sin chispa alguna, e incluso, los diversos escenarios son bastante repetitivos y monótonos.

Por tal razón es normal que los seguidores de los títulos RPG, en especial los de BioWare mostraran escepticismo respecto a la llegada de Dragon Age Inquisition, no obstante es justo reconocer que este título cuenta con un estilo propio, pero en sí, lo más relevante como lo comentaba al principio de este texto es su inmenso mapa abierto, donde existe una amplia oferta de actividades por llevar a cabo. Por lo que seguramente desquitarás tu inversión con creces.

calificación-chica-dragonageConclusión

No dudo que no a todos les atrape el estilo de juego colosal de Inquisition, ya que puede darse el caso de que muchos de los fans de la saga prefieran Origins por su esquema de combate, historia, o bien la estructura que maneja de principio a fin. A pesar de ello, Inquisition se perfila como una de las principales opciones de títulos de rol para este año.

Aunado a lo anterior, no se puede dejar de lado que el sistema de control realmente está adecuado a las capacidades de los respectivos controles de PS4 y Xbox One, por lo que no se sacrifica jugabilidad tal como ocurrió en Dragon Age II, así mismo, otro detalle que se agradece es su cámara, puesto que se adapta de forma adecuada al mando de las consolas de nueva generación.

Debemos de reconocer que Dragon Age: Inquisition ha sido la apuesta más robusta que Bioware junto con EA han lanzado hasta este momento en PS4 y Xbox One en cuanto a juegos de rol, si bien es cierto, tampoco es un título que revolucione el género RPG, ni tampoco será el último en hacer su aparición en las consolas.

Somos conscientes que en PC existe una masiva oferta de estos títulos, y que seguramente los puristas de este género preferirán disfrutarlos en dicha plataforma, no obstante, para quienes deseen contar con una opción de este tipo en consolas he aquí una propuesta en donde los fans de esta saga podrán desquitar con creces su inversión.

Aciertos

-Posibilita el forjar nuestros propios estilos de armas, al igual que armaduras y equipamiento en general.

-Sistema de control responsivo tanto en la versión de PC, así como en la de PS4 y Xbox One.

-Además del uso de la cámara en tercera persona, es posible activar la cámara táctica.
Las versiones de consolas de nueva generación mantienen los 30 cuadros por segundo, eso sin importar los diversos momentos en que el terreno de juego se satura con demasiados enemigos.

-Estilo propio que lo hace diferente de las entregas previas.

-Mapa abierto de enormes dimensiones, donde existe una amplia oferta de actividades por llevar a cabo.

-Sistema de recompensas hace honor a toda misión por pequeña que esta sea.

Errorres

-Misiones secundarias nada memorables, e inclusive carecen de argumento sólido
A pesar de la incursión de la modalidad multijugador, ésta no brilla con intensidad.

-No permite compartir ciertas misiones con amigos, tampoco se puede disfrutar en conjunto de los eventos de la campaña.

-Falta de personajes carismáticos

lalo-signature 2

  • James Vega

    fantastico!!,GOTY seguro xDD