Players Review Forza5 PL

El mejor juego para estrenar tu flamante Xbox One

Desde su origen, la franquicia Forza Motorsport siempre ha tenido que remar contra corriente. Al debutar en el año 2005 para el primer sistema de Microsoft, muchos veían como poca cosa el trabajo realizado por el estudio Turn 10. Pese a sus mejores intenciones, era evidente que este proyecto tendría que lidiar una batalla titánica para reclamar el trono de su género. Así fue como progresivamente, las ideas y la tecnología implementada en cada secuela lo convertían en un digno rival para el tan aclamado “verdadero simulador de manejo”.

Con el salto hacia una nueva generación de entretenimiento, es claro que el horizonte de Forza se extiende mucho más allá de una simple competencia por el podio. Esta quinta entrega busca brindar la experiencia cinemática al volante definitiva, pero no lo intenta obligándonos a controlar un poderoso vehículo cualquiera, sino que pretende que creemos un vínculo con aquellos que realmente preferimos.

Este cambio es un gran paso para la evolución de la fórmula de juego, ya que desde un inicio se nos incita a seleccionar un auto para personalizarlo en varios sentidos. Con el nos es posible participar en ocho ligas principales, las cuales están llenas de diferentes pruebas o competencias generales. Un extenso tutorial inicial se asegura que tanto expertos como novatos, comprendan hasta el mínimo detalle de las mecánicas de manejo, y de como ajustar el esquema de control a la habilidad de cada jugador.

Hasta ese momento, todo parecería muy similar a lo que hemos disfrutado antes dentro de la saga; sin embargo, el poder de procesamiento de One y su nueva estructura online permitieron que Turn 10 revolucionara otro aspecto crítico de la fórmula. Mientras estemos conectados a la red, en cada competencia individual no nos enfrentaremos a simples competidores artificiales, ¡sino que manejamos en contra de una representación virtual de otros usuarios!

Forzascreen

Es poco menos que impresionante, el experimentar lo que la llamada mecánica Drivatar ha introducido con respecto a lo que hemos probado previamente. Conforme nos adentramos en las competencias, nos fue posible observar a conductores con técnicas de manejo completamente diferentes. Este elemento hace que literalmente cada competencia sea única, pues aunque retornemos a un evento que ya hemos superado, podemos ingresar nuevamente para probar nuestra habilidad en contra de otros Drivatars. Antes de comenzar la carrera, siempre existe la posibilidad de ajustar el nivel de dificultad de los avatares que confrontamos, de forma que la competencia no sea tan desequilibrada.

Cabe aclarar que la selección de conductas de manejo es bastante estricta, lo que nos evita los dolores de cabeza provocados por algunos participantes que solo buscan provocar caos. Por ejemplo, esos problemáticos conductores que solo manejan en sentido contrario. Quizá el único problema al respecto de este sistema basado en la red Xbox Live, es que cuando no esta disponible la experiencia cambia drásticamente. Siendo justos, la inteligencia artificial offline no es tan abismal, pero no se acerca ni remotamente a lo ofrecido en la red.

El modo de control sigue tan preciso y refinado como el del cuarto capítulo de la franquicia. La sensación de manejo de cada auto sigue siendo única, puesto que la ardua labor de investigación del estudio los ha llevado a capturar la esencia de estos vehículos. Quizá el mayor aspecto que ha cambiado en este aspecto, sea la forma en como los gatillos del control de One responden mientras manejamos. Estos botones vibran y rebotan conforme aceleramos, frenamos o incluso nos impactamos contra cualquier objeto, lo que nos sumerge más en cada sesión de juego.

Forzascreen2

La mayor decepción probablemente nos la hemos llevado, al descubrir el número total de automóviles y marcas disponibles en esta edición. Con tan solo 200 carros y 50 fabricantes, sentimos que se a quedado corto respecto a los 500 coches y 80 fabricantes que Forza 4 presentó. La razón de este cambio se centra en la adición de detalles dentro de la modalidad autovista, aquella que nos otorga la facultad de admirar y explorar a fondo hasta el más ínfimo de los autos. No obstante, sinceramente nos parece que dicha modificación ha sido demasiado restrictiva. Bueno, por lo menos queda decir que se añadieron monoplazas de ruedas abiertas, de competencias como la Indicar o la fórmula 1.

A niveles técnicos, el juego bien podría ser un emblemático estandarte para el lanzamiento de la tercera consola Xbox. Una gloriosa resolución de 1080P real y 60 cuadros por segundo acarician nuestras retinas, todo acompañado por un sin fin de opciones de personalización visual de los autos. Los reflejos en tiempo real sobre el cofre de nuestro movil son espectaculares, además de que el acabado de los materiales luce sorprendente. El soundtrack ahora no cuenta con los clásicos temas licenciados, sino con algunas melodías originales memorables.

Conclusión

Forza Motorsport 5 es un sólido título de lanzamiento para Xbox One, así como una gran entrada en general para esta nueva generación. No todo es miel sobre hojuelas, pero los revolucionarios elementos introducidos en este capítulo probablemente guiarán a la saga a un futuro prometedor. No queda más que confirmar que esta es una gran opción para estrenar tu novedoso Xbox One.

calificaciónforza