Interstellar

Luego de dar por concluida la saga de “The Dak Knight", Christopher Nolan, regresa para dejar en claro que si de ciencia ficción se trata, es el indicado para mantenernos atados a la pantalla grande, y es que con la llegada de su nueva producción “Interstellar”, el cineasta demuestra una vez más que es capaz de forjar de la nada una historia que vale la pena ser contada.

En sí, nos situamos ante una trama patética y catastrófica, donde la Tierra no podrá seguir siendo el hogar de la raza humana a un mediano plazo -elemento que funge como mero pretexto para detonar la aventura espacial- sobra decir que lo que se nos presenta es uno de los proyectos más ambiciosos de NASA, la exploración de posibles mundos donde pueda sustentarse la vida humana y de esta forma asegurar la sobrevivencia de nuestra especie.

Todo esto, gracias a la posibilidad de viajar a través de los hoyos negros. Temática que ha sido motivo de estudio por muchos destacados astrofísicos de la historia, y para lograr contarnos dicha historia, Nolan detona una cantidad de efectos especiales exagerados al igual que desbordantes, que no solo le hacen honor a la cinta, sino que a lo largo de ésta logran tenernos al borde de la intriga, pero a la vez logra sembrar en el pensamiento, el clásico "si hubiera hecho aquello", y sus respectivos escenarios.

Interstellar a

El elenco es uno de los pilares sólidos que aseguran una personalidad única, ya que con actuaciones de Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastian, Casey Affleck, entre otros, realmente se ha logrado reflejar una intrincada trama que lleva al borde las fibras más recónditas del ser humano.

Sobra decir que la temática de los viajes espaciales a través de los hoyos negros es abordado de una forma bastante digerida en la narrativa, pero lo que más llama la atención es que no es necesario contar con grandes conocimientos en física cuántica o astrofísica para poder sentirnos inmersos en la trama.

En sí, se nos sitúa en realidades temporales paralelas que desembocan en una sobrecarga emocional que logra crear el justo medio entre una ciencia ficción inóspita y el profundo afecto entre sus protagonistas que los impulsa a realizar una de las más descabelladas expediciones en la historia del cosmos.

Interstellar b

Por eso, el planteamiento de Interstellar es totalmente diferente a lo que hemos visto hasta ahora. De hecho, es tan técnica que en ocasiones puede hacer que el espectador se pierda, incluso simplificando al máximo las explicaciones científicas que pretenden ser el hilo conductor de la cinta.

A pesar de que lo que vemos en la pantalla grande es tan solo una perspectiva de la imaginación humana, realmente nos lleva a cuestionarnos sobre la infinidad de posibilidades de recorrer distancias lejanas en un reducido período de tiempo. Detalle que sin duda es uno de los misterios que encierra el universo.

Desde luego, hablar de hoyos negros y no hacer alusión a la relatividad del tiempo es un factor que no se puede dejar de lado, y es que a lo largo de la cinta, nos recalcan la variación espacio tiempo en el que se desarrollan ciertos eventos. Gracias a ello esta producción le da un realce a la situación del viaje en dichos agujeros en el espacio.

Interstellar c

No se puede dejar de lado que el comportamiento humano en varias ocasiones resulta ser un tanto cuanto ilógico; ya que el apego entre Cooper y su hija Murph desafían todas las probabilidades en el retroceso de la línea espacio tiempo, no abordaré ni revelaré mayores detalles al respecto para no arruinar a quienes aún no hayan visto Interstellar. No obstante, el clásico juego de drama familiar no se hace esperar desde el inicio hasta el final de la película.

Por su parte la banda sonora que acompaña a esta película, le brinda ese carácter propio, algo que no era para menos en las producciones de Nolan, he de reconocer que en aquellas escenas monótonas donde decae en cierta parte la atención, los arreglos musicales de Zimmer son el complemento ideal para rescatar el interés por la trama. Y qué decir de los momentos cumbre de la cinta, donde nos ayudan despertar esas emociones cargadas intriga y desesperación que reflejan los protagonistas, e inclusive, se logra tener esa sensación de ser nosotros los que nos encontramos inmersos en el entorno espacial.

Interstellar d

Definitivamente Interstellar es una odisea que involucra una fantasía científica que retoma ciertos elementos expuestos en su momento por Carl Sagan así como con Stepehen Hawking. Por lo que si eres un ferviente admirador del trabajo de estas dos personalidades, o simplemente deseas realizar un viaje que sacuda las emociones de principio a fin, no te arrepentirás, ciertamente es una cinta que pone en predicamento los lazos emocionales entre un padre y una hija, pero a la vez nos plantea el cuestionamiento de hasta donde es válido anteponer los sentimientos por una persona en vez de toda una civilización.

lalo-signature 2wa