knackreviewpl

Colosal aburrición

Quizá ya no cuenten con la popularidad que disfrutaran en los años 90, aún así, los juegos de aventura siguen aportando varias ideas para la evolución de la industria. Con el apoyo de una de las mentes que ayudara en la creación de títulos tan populares como Crash Bandicoot o Spyro, Knack es un título que aplica al pie de la letra varias de las reglas bien ejecutadas en otras opciones del género, sin preocuparse demasiado por introducir nuevos elementos diferentes. El problema principal radica en que lo hace literalmente de una forma monótona y poco carismática.

Knack es un personaje formado por diferentes runas ancestrales, que por parte de un experimento científico cobra conciencia y se convierte en un formidable combatiente. Los humanos piensan que esta será su mejor arma en contra de los peligrosos goblins, quienes planean lanzar un ataque en gran escala alrededor del mundo. Prácticamente la historia no es nada del otro mundo, pero este factor nunca ha sido tan determinante como para menospreciar una fórmula de juego divertida.

Lo malo, es que esta fórmula solo a llega a divertir a momentos, ya que suele ser bastante aburrida o repetitiva. No conforme con ello, este proyecto del genial Mark Cerny comete otro de los peores pecados que puede realizar un miembro de este género en la actualidad, ser extremadamente lineal y no permitirnos explorar a detalle los entornos. Normalmente lo más atractivo de un ambiente en tres dimensiones, es la posibilidad de adentrarnos libremente para conocer todos sus secretos, Tal no es el caso en este lanzamiento, puesto que cuando nos ofrece niveles visualmente llamativos, la magia termina al comprobar que son muy limitados en este sentido.

knackscreen2

El sistema de combate inicialmente se siente sólido y divertido, puesto que el protagonista posee una buena variedad de ataques o técnicas para eliminar a sus enemigos. Pero, tras participar en un gran número de contiendas la novedad se esfuma, dejándonos con una sensación de deja vu al iniciar el siguiente enfrentamiento. La mecánica de absorción de distintos materiales incandescentes o de hielo, cambia para bien la monotonía original, ya que otorga movimientos alternativos muy eficaces. Sin embargo, los desarrolladores no intentaron utilizar esos conceptos de maneras más creativas, desperdiciando la oportunidad de profundizarlos gratamente.

Lo mejor del juego lo disfrutamos al crecer al peculiar personaje a gigantescas proporciones, dado que ello cambia los combates y nuestra forma de explorar el entorno. Knack puede convertirse en un verdadero coloso, capaz de aplastar y destruir a casi cualquier obstáculo en su camino. Pese a su imponente tamaño, el héroe sigue siendo muy frágil, inclusive pudiendo ser destruido por un simple ataque de los adversarios. Aunque esto suena como un pico de dificultad muy contradictorio, la verdad es que si logra mantenernos al pendiente de lo que sucede a cada instante. Lo malo, es que la trama no es muy larga que digamos, además de que tampoco nos incita demasiado a volver a experimentarla, debido al poco contenido extra que presenta.

knackscreen1

No obstante que el estilo visual pareciera el utilizado en cualquier animación por computadora genérica, hay ocasiones en las que lo que apreciamos en pantalla si es bastante atractivo. Todo se debe en gran parte, al extraordinario efecto de partículas implementado, así como también a espectaculares efectos de luz, que matizan en una gran variedad de tonos a los objetos en tiempo real. Ojalá pudiéramos decir lo mismo de la banda sonora, la cual brilla pero por su poca relevancia.

Conclusión

Realmente creemos que lo que afecta de mayor forma a esta nueva franquicia, es su falta de personalidad. No es gracioso ni tampoco completamente serio, no es tan malo a nivel técnico, pero tampoco es la maravilla tecnológica que pudiera esperarse de un título de PS4. Knack se conforma con ser un buen juego para los standares previos, pero no para lo que debiera de ofrecer un lanzamiento de siguiente generación. Los nostálgicos podrían encontrar alguna experiencia de valor en el, pero al final del día, probablemente se preguntarán si todo el concepto no daba para más.

calificaciónknack