dream-team--pl

Mario y Luigi llegan por cuarta ocasión a las consolas portátiles de Nintendo con una nueva aventura que combina las dinámicas más divertidas del universo de Mario junto con elementos RPG. Aunque podría parecer que este tipo de juegos solo reutilizan la misma fórmula una y otra vez, Mario and Luigi Dream Team ofrece un nuevo nivel de originalidad en sus mecánicas, escenarios y trama en general.

Después de un problemático viaje a la isla Pi’illo. Mario, Luigi y Peach se encuentran explorando el lugar hasta que la princesa es inevitablemente raptada por un nuevo antagonista llamado Antasma. Para rescatar nuevamente a Peach, Mario deberá de explorar tanto el mundo “real” como el mundo de los sueños, por medio de un portal que Luigi crea accidentalmente tras caer dormido en una almohada mágica.

screen1

El mundo de los sueños nos presenta muchas posibilidades, ya sea con divertidos minijuegos, escenarios muy creativos e incluso una gran variedad de enemigos a vencer. Este nuevo proyecto del estudio Alpha Dream logrará mantener nuestro interés de principio a fin, con una enorme cantidad de sorpresas que no terminan sino hasta que se acaba la aventura.

La acción central del juego se basa en resolver acertijos por medio de la interacción de ambos hermanos con objetos en el entorno. Mientras que en el mundo “real” contamos con un mapa en pseudo 3D -parecido al implementado en Super Mario RPG-, en el mundo de los sueños avanzamos en su mayoría por escenarios en 2D y las clásicas secciones de plataformas.

El modo de juego es prácticamente idéntico al de los títulos previos de esta subsaga, en los que controlábamos a ambos hermanos simultáneamente, utilizando un botón diferente para indicar la acción que debía ejecutar cada protagonista. Aunque esto suele derivar en interesantes y entretenidas dinámicas de juego, podría llegar a abrumar a más de un usuario. Presenciamos incontables ocasiones en las que diversos jugadores no muy experimentados se confundieron con los botones, lo que provocaba que fallaran sus saltos constantemente. Sin embargo, algunos otros pudieran llegar a disfrutar el reto adicional que este factor incorpora.

screen5

Aunque los escenarios y mundos de Dream Team son verdaderamente creativos, uno que otro escenario -sobre todo los de dos dimensiones- se sienten como simple relleno, y son poco memorables. Afortunadamente, una gran cantidad de lugares dentro del mundo de los sueños son tan singulares que compensan dicha falla.

La forma en como lo hacemos suele diferir constantemente. Pese a que en determinadas veces debemos provocarle estornudos o jalar su característico bigote para resolver ciertos acertijos, en otras tantas el mismo Luigi de ensueño se multiplica para crear objetos u movimientos de gran utilidad. Lo más entretenido es que estas funciones requieren que utilicemos las diversas bondades de Nintendo 3DS, como la práctica pantalla táctil o el sensor de movimiento.

A pesar de ser realmente imaginativo en los retos que nos presentan, este cuarto capítulo de la serie no llega al nivel de los presentados en juegos como Luigi's Mansion 2 u otros títulos de Ról. Aún así, esto no evita que lo que tenemos aquí nos haga pasar un muy buen rato, sin ser atormentados por enigmas demasiado ambiguos o tramas enredadas. En gran parte lo decimos debido a la genial narrativa humorística del juego, pues sigue siendo positivamente extravagante y ridícula.

screen3

No obstante, la presencia de todos estos elementos no evitan que el desarrollo de la historia se sienta por momentos demasiado lenta y predecible. De igual forma, aunque los mundos en los que nos encontramos parezcan ser muy grandes, no tardamos en darnos cuenta que el progreso es sumamente lineal, aspecto que probablemente decepcionará a quienes buscarían explorar a fondo cada escenario.

El sistema de batalla nos mantiene pendientes de las acciones en curso, ya que podemos amplificar el daño realizado oprimiendo oportunamente el botón de salto. Además de ello, también somos capaces de usar el salto como un contraataque, que puede sacarnos de apuros en la mayoría de las batallas. Dadas las circunstancias, siempre es preferible averiguar la mejor manera de combinar los ataques del dúo, y por supuesto nuestras tácticas de defensa.

Uno de los aspectos más destacables de las peleas son los jefes que confrontamos constantemente, y que muchas veces representan un aumento abrumador en la dificultad. Cada uno requiere de técnicas diferentes para ser derrotado, ya que mientras los primeros son bastante predecibles, conforme avanzamos se vuelve una labor titánica el evadir o sobrevivir los implacables embates de los enemigos finales.

screen2

Lamentablemente, Dream Team comparte esos clásicos elementos frustrantes de incontables juegos de rol. Como en dichos desafortunados lanzamientos, llegará el momento en que la necesidad de cosechar experiencia sea inevitable. Existen constantes picos de dificultad muy marcados, que requieren forzosamente de la inversión de unas cuentas horas para subir nuestro nivel al adecuado. Tratando de aligerar un poco el problema, Alpha Dream agregó una modalidad fácil, la cual ofrece la posibilidad de continuar un combate justo en donde fuimos derrotados, así como un bonus en nuestras estadísticas que hacen más fáciles las batallas.

A pesar de los elementos que lo hacen distanciarse de ser un juego perfecto, Mario & Luigi Dream Team presenta varias características que le dan brillo a la experiencia. No será el mejor de la saga a la que pertenece, pero si es un digno representante de la misma. El pretexto de que la mayor parte de la acción se lleve a cabo en un mundo irreal, nos permite hacer todo tipo de locuras en escenarios realmente imaginativos y tan llenos de sorpresas, que simplemente nos hacen desear el tener más tiempo para soñar.

Calificación: 8.5

jonatan-signature