yaiba-reseña-nota

La violencia no lo resuelve todo

Con la llegada de Yaiba: Ninja Gaiden Z es imposible no voltear la mirada al universo establecido hace años por Team Ninja a través de Ryu Hayabusa en Ninja Gaiden. A pesar de ello, el trabajo conjunto entre dicho estudio con Spark Unlimited y Comcept ha dado como resultado una variante en el estilo de juego que todo fan de este ninja pudiese esperar.

En sí, como todo título Hack & slash, lo primordial es destazar todo lo que se cruce en nuestro camino, en este caso, en vez de combatir a poderosos ninjas, enfrentamos a incontables huestes zombies, cuya carne putrefacta es la amenaza a vencer. Dada la popularidad que estas criaturas han cobrado en los últimos años en el terreno cinematográfico y televisivo, no es nada raro que ahora hablemos de la incursión de zombies en un juego de ninjas.

La trama no tiene demasiada profundidad y tal pareciera que es un mero pretexto para que Yaiba Kamikaze entre en escena, quien después de ser mutilado en combate por Ryu Hayabusa, vuelve a la vida gracias a una secreta organización que lo revive incorporando partes mecánicas.

yaibathumbComo en cualquier título del género, no es de extrañar que a medida que nos adentremos en los escenarios encontremos objetos que nos beneficien en nuestro camino, o bien, al subir de nivel logremos desbloquear ciertas mejoras que podemos ver reflejadas en nuestro sistema ofensivo y defensivo en cada enfrentamiento. ¡Nada nuevo que no hayamos visto en esta fórmula de juego!.

Al enfrentarnos a incontables hordas zombies, no se puede dejar de lado la comicidad con la que se nos presentan cada una de las clases involucradas en el juego, gracias a ello, es posible conocer sus tácticas o cualidades. Además de las criaturas que se arrastran hasta capturarnos, existen engendros equipados con armas punzocortantes, pero sin duda, lo más emblemático son los zombies elemetales, porque éstos son capaces de manipular electricidad, fuego o infección. Cada uno de estos elementos representan un daño considerable. Si nos queman basta correr para apagar las flamas, el vómito zombie nubla la pantalla, mientras que los ataques eléctricos inutilizan nuestro brazo mecánico.

yaiba-screen1

A pesar de no contar con una amplia gama de no muertos, llama la atención cuando se encuentra a distintos zombies elementales dentro de una misma área; puesto que es en este momento donde surge la complejidad en los combates, la cual llega a ser brutalmente desproporcionada, sin duda es un título donde la paciencia es probada constantemente, y en más de una ocasión el entorno y enemigos serán un factor verdaderamente complejo de superar. Fuera de este punto, el combate se vuelve rutinario. Debido a que los enemigos muestran un patrón de comportamiento repetitivo de persecución y ataque que no representa nada significativo.

yaibathumb2De igual forma, no existen tantos jefes como se podría esperar en un juego de este tipo, sin embargo, creemos que lo más rescatable son cada uno de los enfrentamientos con Hayabusa, pero tampoco esperes que esto tenga una gran repercusión en el argumento original de Ninja Gaiden.

Lejos de brindar una historia compleja, tal pareciera que sus desarrolladores centraron sus esfuerzos en ofrecer un sistema de juego que exige una loca combinación de botones, así como la implementación de las habilidades de Yaiba para sacar mejor provecho a cada uno de sus combates. A diferencia de otros exponentes del género, el protagonista no es el clásico héroe o justiciero, por el contrario, es un villano por excelencia, tan es así que rebasa los límites a los que ni el mismísimo Ryu se atrevería a llegar.

Por otro lado, además de la clásica katana, algo que rescata de cierta forma el arsenal de Yaiba, es la implementación de extremidades zombie como armas, gracias a ello, continuar la carnicería misión tras misión no resulta ser un problema. Reconocemos que esta entrega no cambia ni propone un estilo de combate superior al mostrado previamente por Ryu.

yaiba-screen2

La cámara tampoco es un detalle que brilla a lo largo de cada uno de los niveles del juego, si bien es cierto que no se puede girar la vista y contemplar el nivel de detalle de cada escenario, tampoco hay que preocuparse por recibir ataques sorpresivos, puesto que sitúa la vista a una distancia considerable del personaje. No obstante, se extraña la posibilidad de manipular la vista para conocer nuestro entorno. Así mismo, a medida que se entabla un combate se nos ofrece un acercamiento, pero una vez finalizado se aleja de forma excesiva. Sin duda alguna es un detalle que resta en forma considerable la calidad en la experiencia de juego.

A pesar de que la combinación de ataques es fluida se extrañan ciertas cualidades de todo título apegado a este estilo. Nos referimos a la limitante de que nuestro ninja no pueda ejecutar saltos dentro de un combate, solamente es posible esquivar ataques mediante veloces desplazamientos laterales, este aspecto limita bastante las dinámicas de pelea, por lo que no esperes ver combos aéreos.

La ambientación nos ofrece un estilo muy peculiar, pues nos evoca una atmósfera traída directamente de las viñetas de un cómic, por lo que todos los elementos involucrados en cada escenario tienen un estilo visual aceptable, quizá es uno de los aciertos más contundentes por parte de Tecmo Koei, que le permite establecer un estilo hasta cierto punto llamativo.

yaiba-screen3

Por su parte, la banda sonora no ofrece momentos realmente significativos, por el contrario, son contados los momentos donde destaca el acompañamiento musical, el cual tampoco se caracteriza por brindar arreglos bastante pulidos, la mayoría del tiempo solo escuchamos los cortes de nuestra katana, al igual que los diversos diálogos, los cuales llegan a ser bastante molestos después de un par de horas de juego.

yaibathumb3Conclusión
A pesar de su humor negro y alocadas combinaciones de ataque, Yaiba: Ninja Gaiden Z, se queda bastante corto y no se acerca a otros títulos del género que se han ganado un lugar en la historia, por el desarrollo de su trama, así como por el de sus posibilidades de interacción en combate. Por si fuese poco, incorpora el desgastado concepto del ataque zombie, junto con una historia débil que para nada evoca la esencia de Ninja Gaiden, simplemente parece un pretexto para poner a un desquiciado psicópata al frente de una campaña forzada y poco emotiva.
Aciertos

+  Estilo visual bastante llamativo.

+ Humor negro y desquiciado.

Errores

- Sistema de batalla repetitivo y aburrido.

- Picos injustos y extremos de dificultad.

- Banda sonora un tanto genérica.

- Movimientos y acciones bastante limitadas.

calificación-yaiba

 

 

firma lalo