Devil May Cry regresa después de años de ausencia, con un look y una historia bastante diferentes de las anteriores entregas. El encargado del rediseño de esta saga es el estudio Ninja Theory, quien en otras ocasiones nos ofreció buenos títulos de acción como Heavenly Sword o Enslaved: Odyssey to the West. Debido a que el estudio decidió respetar lo que la saga había mostrado previamente, los desarrolladores prefirieron crear un concepto alterno de la franquicia, entregándonos su propia versión del concepto en general.

No lo negamos, teníamos bastantes dudas de controlar a un nuevo Dante, sobre todo porque es totalmente diferente al que ya todos conocíamos. Las mayores inquietudes acerca de este protagonista alterno, eran que se veía notablemente más joven y que no contaba con su distintivo cabello blanco. Todas estas quejas las olvidamos rápidamente, una vez que comprobamos que el estilo característico del personaje vive en esta encarnación alterna.

De las mejores cosas que podemos encontrar en este Hack and Slash, es la cantidad y variedad de armas existentes. En esta ocasión, contamos con la conocida espada Rebellion, además de las letales pistolas gemelas Ebony e Ivory.

Los combate resultan increíblemente estilizados e hipnotizantes, aunque no son tan fluidos como los que protagonizábamos en las otras partes, pues el juego ya no corre a 60 cuadros por segundo.

El estilo visual que Ninja Theory utilizó para recrear cada nivel es sorprendente, pues vemos como literalmente se transforma un entorno citadino común y corriente en un paraje demoníaco bastante subversivo. Los enemigos son diferentes a los clásicos demonios que acostumbrábamos ver en otros juegos, pues cuentan con formas abstractas muy creativas. Un aspecto que si busca evocar claramente a los anteriores Devil es la banda sonora, pues en su mayoría está conformada por piezas de rock con ligeros toques de metal, creando una atmósfera perfecta para los emocionantes combates.

Los fanáticos de la saga probablemente se quedarán mayormente insátisfechos con el simplificado sistema de combate y el límite de 30 cuadros por segundo que hacen que los movimientos sean menos fluidos. Pese a esto, no debieran pasar la oportunidad de probar esta refrescante experiencia para la franquicia en general.

Calificación: 9.0

  • Nylz

    es dificíl olvidar al Dante que quieren todos