A veces, en Estados Unidos, ocurren los eventos más insólitos. En la ciudad de Boston, la policía detuvo y arrestó a dos personas que... quisieron interferir con los Pokémon World Championships que se llevaron a cabo el fin de semana. Cabe destacar, eran hombres con tendencias a la violencia.

Kevin Norton de 18 y James Stumbo de 27 (ambos provenientes de Iowa) habían amenazado a este campeonato por medio de las redes sociales. Todo cambió de unos simples comentarios a otro tipo de reacciones cuando se les observó intentando entrar al Hynes Convention Center.

Al inspeccionarlos y dirigirse a revisar su auto, encontraron municiones y armamento pesado. Un rifle AR-15, conocido popularmente como un M-16 (rifle de asalto), una escopeta Remington con cargador para 12 casquillos, un cuchillo de cacería y algunos cientos de balas, para ser exactos.

Afortunadamente, no hubo heridos y nada pasó a mayores. La policía los detuvo y fue un final feliz. Lo único que se puede concluir es que no a todos les interesa Pokémon. Sin embargo, algunas reacciones son peores que otras. static1.squarespace.0.0arrestados_pokemon

Fuente: Polygon