Muchas personas siguen disfrutando de la diversión que ofrece el nuevo Wii U y todo el mundo sólo habla de esta última consola de Nintendo. Pero como les dijimos en nuestro RECAP pasado – que pueden ver AQUÍ- hay toda una historia detrás de esta compañía que ha decidido dar el primer paso a la siguiente generación de consolas.

En esta ocasión, hablaremos de lo que sucedió después del éxito que tuvo Donkey Kong y las arcades de Nintendo. En otras palabras, del Game & Watch y el famosísimo Nintendo Entertainment System, mejor conocido como NES.

Después del éxito comercial de Nintendo, gracias a su integración al mercado americano, Gumpei Yokoi, que viajaba en el tren bala, notó a un hombre muy aburrido que se encontraba “jugando” con los botones de una calculadora. Gumpei tuvo la idea de un aparato electrónico que ofreciera videojuegos de manera portátil a la gente.

Fue así que nació la consola llamada Game & Watch. Esta consola portátil ofrecía diversos juegos al alcance del consumidor, entre ellos Donkey Kong.

Cada juego significaba una consola de Game & Watch por lo que se hicieron un total de 60 variaciones de esta consola, incluyendo una edición limitada que nunca estuvo a la venta.

Esta consola portátil llegó a ofrecer una pantalla doble, misma que podemos ver hoy en día en consolas de la misma compañía. También presentó por primera vez la llamada “Cruz direccional” o D-Pad, misma que fue desarrollada por Gumpei Yokoi en 1982 haciéndolo acreedor al Emmy en tecnología e innovación años más tarde.

El Game & Watch también engendró a un personaje que apareció por primera vez en el juego llamado “Ball” y que sigue vivo hasta estos días con algunos cameos y apariciones en juegos de Nintendo: Mr. Game & Watch.

El Game & Watch resurgió en 1995 con varias reediciones de sus juegos que estuvieron disponibles en el Nintendo Gameboy; más tarde, Nintendo otorgó la licencia a varias compañías para que pudiesen fabricar más consolas de este tipo.

Actualmente, algunos juegos remasterizados del Game & Watch pueden encontrarse como descargables desde la tienda virtual de Nintendo.

Con el éxito de sus arcades y de su consola portátil, Nintendo comenzó a idear un sistema de juegos casero que pudiese reproducir una gran variedad de juegos en forma de cartuchos.

Masayuki Uemura fue el encargado de materializar esta idea y desarrolló lo que más tarde se conocería como el Famicom.

Esta consola, de color rojo y blanco, incluía dos controles, mismos que no podían retirarse de la consola al estar conectados internamente en la parte de atrás de la misma.

Estos controles eran diferentes entre sí, mientras que el mando uno tenía la configuración que ya conocemos con el D-pad, los botones A,B,Select y Start, el mando 2 eliminaba los botones de Select y Start y los reemplazaba por un micrófono y un control de volumen.

Este micrófono se utilizaba en varios juegos que sólo salieron en Japón y algunos más famosos como Kid Icarus o Zelda.

El Famicom contaba con 3 juegos de lanzamiento: Donkey Kong, Donkey Kong jr y Popeye, sin embargo, esta consola se vendía muy lentamente y un problema de fábrica con su chipset que ocasionaba que la consola se trabara, ocasionó que Nintendo retirara de los anaqueles su consola.

No fue hasta 1984 que el Famicom, con una nueva tarjeta madre que corregía el error anterior, se convirtió en la consola de videojuegos más vendida en Japón.

Tras este éxito, Nintendo deseaba llevar esta consola a América y empezó negociaciones con Atari para lanzar el Famicom con el nombre de “Nintendo Advanced Video Gaming System “.

El trato estuvo a punto de cerrarse si no hubiera sido porque en la Consumer Electronics de 1983, Atari descubrió que Coleco, uno de sus competidores, estaba mostrando su computadora casera llamada “Coleco Adam” junto con el juego de Donkey Kong, que era propiedad de Nintendo. Esto sólo fue el principio de una serie de eventos desafortunados que ocasionaron que el Famicom tardara varios años en llegar a América.

Un año más tarde, en 1984, ocurrió la infame caída del mercado de los videojuegos en el que los consumidores ya no estaban seguros de invertir en consolas de videojuegos, además las computadoras de escritorio comenzaban a ganar fuerza, ocasionando que las grandes compañías de este sector se tambalearan.

Sin importar la situación, en 1985, Nintendo mostró la versión del Famicom para América en el Consumer Electronics Show junto con varios juegos de lanzamiento como Donkey Kong Jr, Duck Hunt, Excitebike, 10-Yard Fight, Gyromite, Ice Climbers, Kung Fu, Pinball, Tennis, Wild Gunman, y Super Mario Bros.

Vender una consola en esta época tan difícil no era cosa fácil ya que las tiendas no querían arriesgarse en comprar una consola de videojuegos.

Nintendo decidió cambiar la percepción de su consola y que tanto tiendas como consumidores vieran al Famicom como una especie de videocasetera orientada al entretenimiento familiar, por lo tanto, se decidió cambiar el diseño de la consola por uno que cupiera fácilmente en los anaqueles y cajones destinados a las videocaseteras de aquél entonces y rebautizó su consola en América como Nintendo Entertainment System (NES).

El NES estaba listo para lanzarse en 1985 pero fue retrasado hasta febrero de 1986, día de su gran debut en Norteamérica.

El NES se vendía en dos paquetes diferentes:

Con un precio de $249 dólares, el paquete incluía el periférico conocido como R.O.B the Robot, dos controles, una Zapper y los juegos de Gyromite, Duck Hunt y Super Mario Bros.

El segundo paquete tenía un precio de $199 dólares e incluía dos controles, Zapper y el juego de Duck Hunt/ Super Mario Bros.

Nintendo no tardó en superar a otras consolas que se encontraban en el decadente mercado de videojuegos y se convirtió en un enorme éxito.

Durante los 80's y principios de los 90's Nintendo dominaba el mercado de los videojuegos con estrictas reglas en casi todo aspecto. Desde la publicidad, producción, distribución y hasta precios.

A principios de los 90's el NES comenzaba a mostrar signos de retraso debido a que la competencia contaba con consolas como la TurboGrafx-16 y el Génesis, con los cuales ya habían pasado a los juegos de 16-bits.

Nintendo no quiso quedarse atrás y en 1991 anunció su nueva consola: el Super Nintendo Entertainment System, sin embargo, el NES aún se vendía demasiado bien para dejarlo morir, además de que mucha gente se mostró molesta y preocupada de que ya no se le diera soporte a su consola de 8-bits.

Nintendo no abandonó a su consola ni a su mercado de inmediato. En 1993 decidió lanzar el NES 2, una versión más pequeña y barata del NES original.

El NES 2 cambiaba por completo el aspecto de la consola por una más parecida a la del Super Nintendo.

No fue hasta 1995 que Nintendo decidió descontinuar el NES y dejar de desarrollar juegos para la consola, aún así, se siguieron produciendo consolas de Famicom hasta el 2003 en Japón y hasta el 2007 se descontinuó su uso debido a la falta de refacciones para repararlas.

El NES es, hasta nuestros días, una de las consolas que más han sido emuladas en distintas plataformas e incluso sigue viviendo a través de la tienda virtual de Nintendo que proporciona juegos de esta consola para el Wii y el 3DS.

Esta consola tuvo una gran gama de accesorios además de los controles cuadrados con dos botones y la famosa Zapper. El control NES Max tenía una forma similar al de un control de Génesis y sustituía el D-PAD por una especie de disco.

También existía el NES Advantage, un control que asemeja un arcade stick y que contaba con autofire y slow motion.

Desafortunadamente, el NES también es recordado por que la gran mayoría de los accesorios “basura” que prácticamente hacían lo mismo que un control normal pero en maneras muy complicadas e incluso muchas veces ni siquiera funcionaban correctamente.

Uno de estos accesorios era el U-Force 3D controller que intentaba traducir los movimientos de la mano en el juego, la gran mayoría de las veces no funcionaba.

 

Otro accesorio es el infame pero famoso Power Glove. Este guante supuestamente detectaba el movimiento de los dedos y los traducía en acciones dentro del juego.

El Power Glove era muy impreciso y sólo complicaba más las mecánicas del juego. Al final, este guante que muchos utilizan como icono de su fanatismo por Nintendo, terminó siendo un desastre comercial y es calificado como uno de los peores accesorios de la historia.

Finalmente, R.O.B era un accesorio que intentó ser un poco más interactivo. Este robot que suponía ser tu amigo, controlaba ciertos aspectos del juego como subir o bajar columnas o haciendo saltar a cierto personaje; sin embargo, sus movimientos eran demasiado lentos y poco oportunos, ocasionando que el juego se convirtiera en una pesadilla llena de frustración. Además de que en el mercado sólo había 2 juegos compatibles con R.O.B.

Curiosamente, el accesorio más famoso y exitoso de todos es uno que no contaba con la licencia y aprobación de Nintendo: El Game Genie.

Este aparato servía para poder utilizar una gran variedad de cheats y trucos en los juegos del NES explotando los códigos de programación del cartucho.
Desde vidas e items infinitos, selección de nivel y hasta invencibilidad, era lo menos que nos permitía hacer el Game Genie.

Nintendo intentó por medios legales detener la distribución de este producto debido a que no se trataba de un producto oficial pero perdió la demanda y el Game Genie ganó popularidad. Años más tarde, ya se habían desarrollado varias versiones para diferentes consolas como el SNES, el Game Boy y el Sega Mega Drive.

Nuevamente, podemos ver que la insistencia de Nintendo para lanzar productos, sobre todo en épocas en las que todo pareciera estar en su contra, ha dado excelentes resultados.

Como toda consola, el NES tiene juegos épicos y juegos pésimos, sin embargo, un gran número de franquicias comenzaron en esta consola y varias de ellas siguen estando vivas el día de hoy y le deben su fama a sus pixelados orígenes en el NES.
Un ejemplo de estas franquicias son:

Super Mario Bros
The Legend of Zelda
Final Fantasy
Metal Gear
Metroid
Castlevania
Kirby
Ninja Gaiden
Megaman
Contra
TMNT
Battletoads

Y muchos más...