Con el lanzamiento del Wii U en todo el mundo, Nintendo da un paso más en el mercado de las consolas de nueva generación. Esta compañía fundada en 1889, ha crecido a pasos agigantados con cada consola que ha lanzado al mercado.

Qué mejor que recordar un poco las consolas que esta gigante compañía nipona ha lanzado al mercado a través de los años así como los altibajos y controversias de cada una. Obviamente no podemos dejar pasar los videojuegos más emblemáticos de cada consola de Nintendo.

Pero no podíamos hablar de las consolas sin contarles primero la historia de esta compañía que nunca se dio por vencida y buscó por un largo tiempo, un mercado en el cual pudiera desarrollarse completamente.

Toda esta información la veremos en este nuevo RECAP en el que haremos honor a las consolas de Nintendo.

Nintendo fue fundada en 1889 por Fusajiro Yamauchi bajo el nombre de Nintendo Koppai, empresa dedicada la producción de barajas de 48 cartas conocidas como Hanafuda.

Las cartas Hanafuda representaron las primeras cartas en tener éxito en Japón ya que contaban con ilustraciones, en vez de números, hechas a mano. Con el éxito de las cartas Hanafuda, Nintendo Koppai creció al punto de encontrarse en la necesidad de contratar empleados para manufacturar estas cartas masivamente.

Yamauchi murió en 1940, dejando a cargo a su hijo Sekiryo Kaneda, quien después se cambiaría el nombre por el de Sekiryo Yamauchi.

Las causas de muerte de Fusajiro Yamauchi nunca fueron reveladas al público, aunque se sabe que sus restos yacen enterrados en las oficinas centrales de Nintendo en Kyoto, Japón.

Hiroshi Yamauchi, bisnieto de Fusajiro Yamauchi e hijo de Sekiryo, visitó los Estados Unidos en 1955 con el fin de mantener negociaciones con la United States Playing Card Company para seguir expandiendo el negocio de las cartas Hanafuda y quedó sorprendido porque, a pesar de que esta compañía dominaba el mercado de cartas en el país, operaba en una pequeña y modesta oficina.

En 1963 la "Nintendo Card Company Limited" fue renombrada como la "Nintendo Company, Limited" y durante 5 años la compañía experimentó en otros mercados con el objetivo de incrementar sus ganancias y áreas de especialización.

Nintendo incursionó en los negocios con una compañía de taxis, una cadena de “hoteles del amor” y hasta con una compañía de comida. Desafortunadamente estas ideas fracasaron una por una, dejando como única opción el mercado para el que seguían siendo expertos: el mercado de las cartas.

Para mala suerte de Nintendo, después de las olimpiadas de Tokio en 1964, el mercado de las cartas cayó al igual que las ganancias de la compañía, ocasionando que Yamauchi encontrara refugio para sus deudas en otro mercado: El mercado de los juguetes, negocio en el que marcas como Bandai y Tomy eran los principales competidores.

Durante esa época y en una visita a la fábrica de Hanafuda, Yamauchi observó un brazo extensible que fue diseñado por un ingeniero de mantenimiento que buscaba algo de diversión. Este ingeniero se llamaba Gunpei Yokoi, quien meses más tarde desarrollaría un juguete para venderse en época navideña llamado la “Ultra Hand

Gracias a que la Ultra Hand fue un rotundo éxito, Yokoi fue ascendido al área de desarrollo de productos.

Aún así, esto no fue suficiente para competir los próximos años con compañías como Bandai…pero Nintendo no se dio por vencido y siguió experimentando con juguetes, esta vez, con componentes electrónicos.

Fue así como la compañía desarrolló juegos basados en armas de plástico que emitían una luz. A esto se le conoció como Laser Clay Shooting System.

En esa época, una compañía llamada Atari competía por el mercado del entretenimiento electrónico contra Magnavox, otra compañía que había lanzado una consola llamada “Oddysey”.

Nintendo negoció con Magnavox para distribuir su consola, tras lo cual contrató a varios ingenieros y creó el Color TV Game, el cual tenía 6 variaciones del juego de PONG, renombrado como "Light Tennis.”

El Color TV Game resultó innovador, pero poco a poco fue quedándose atrás debido a los juegos cada vez más novedosos que comenzaba a ofrecer Atari.

Nintendo, como ya había hecho antes, se dedicó a buscar la manera de expandir el mercado de su consola así que decidió que el mercado Americano era el ideal para llevar su negocio.

Yamauchi contrató a su yerno, Minoru Arakawa, para que presidiera la sucursal de Nintendo en América.

Bajo el cargo de Arakawa se lanzaron varios juegos para la popular Arcade de Nintendo basada en el Laser Clay Shooting System: Radar Scope, Space Fever y Sheriff.

A pesar de que estos juegos tuvieron buena aceptación en el mercado americano, no tuvieron el éxito que Nintendo buscaba, ocasionando que una gran cantidad de Arcades no pudieran venderse.

Con un colapso financiero inminente, Yamauchi encomendó a uno de sus ingenieros la tarea de modificar las máquinas de juego de Radar Scope, que no habían podido ser vendidas en América, con algún otro juego que pudiera llamar la atención.

Este ingeniero se llamaba Shigeru Miyamoto.

Miyamoto, bajo la supervisión de Yokoi, comenzaron a idear personajes y una historia simple pero que sirviera para sustentar las bases del juego. Después de muchas sugerencias, eventualmente encontraron a los personajes que plasmarían en el juego con la esperanza de salvar a la compañía.

Estos personajes eran tres: Un gorila, una mujer en apuros y un héroe.

Ya que este juego tendría que ser llevado a América, se le pidió a Miyamoto pensar en un nombre.

Ya que él quería que se le diera énfasis al gorila por ser el personaje más grande y fuerte, e inspirado en aquél entonces por King Kong y Popeye, decidió llamarlo “Donkey Kong

El verdadero problema llegó al momento de querer codificar las ideas de Miyamoto dentro del juego, ideas que muchos consideraron como demasiado complejas en aquella época.

Miyamoto sugirió que sería más “simple” utilizar escaleras que unieran una serie de plataformas separadas. Para hacerlo más divertido, también compartió la idea de que Donkey Kong tuviera varios niveles.

Los programadores no muy contentos con la idea, accedieron a hacerlo como Miyamoto había sugerido y terminaron creando cerca de 20,000 líneas de código.

Una vez terminado el juego, fue enviado a Nintendo de América para su evaluación.

Sorpresivamente, a los ejecutivos no les agradó el juego; mientras algunos se reservaron sus comentarios, otros lo consideraron muy complicado y fuera de contexto ya que era muy diferente a los juegos de disparos y laberintos de aquél entonces. Aún así, Arakawa, director de operaciones de Nintendo de América, no desestimó el juego y creía que sería algo grande.

Donkey Kong finalmente fue aceptado para su distribución en América y a pesar de que los ejecutivos pidieron a Yamauchi que se le cambiara el nombre, él declinó esta petición rotundamente.

Los personajes fueron “bautizados” en honor a trabajadores de la compañía en aquél entonces.

A la chica en apuros se le puso el nombre de “Pauline” en honor a la esposa del encargado del almacén de Nintendo en Redmond, Washington.

El protagonista fue llamado Jumpman (hombre saltarín) por algún tiempo, hasta que finalmente fue renombrado como “Mario”, en honor a Mario Segale, el dueño del almacén en Redmond, que por cierto, Nintendo le debía varios meses de renta.

Tras toda esta osadía, Donkey Kong estaba listo para salir a las calles. Los ejecutivos de Nintendo de América convencieron a un par de locatarios en Seattle de instalar el Arcade en sus negocios.

A pesar de que no se mostraban muy convencidos, los locatarios aceptaron y fue cuando empezó el rotundo éxito que definiría el mercado en el que se enfocaría Nintendo de ahora en adelante.

No se pierdan la siguiente parte de este RECAP, en la que hablaremos de una consola que a muchos nos traerá buenos recuerdos y que difícilmente podremos olvidar, el Nintendo Entertainment System.

  • Leonardo Fonseca

    Interesante. Buena pagina!

  • H

    Que interesante la historia de Nintendo, ojala que salga el recap pronto

  • CAR

    BUEN POST