Players como bien saben, les estamos haciendo un recap de una de las sagas más reconocidas del survival horror: Resident Evil. Ya les comentamos acerca de las dos primeras entregas que a nuestro juicio creemos son las mejores de toda la saga hasta ahora; pero ahora toca el turno del tercer título de esta franquicia: Resident Evil 3: Némesis.

Título que también volvió a ser producido por Shinji Mikami y dirigido por Kazuhiro Aoyama, además se le conoció como Biohazard 3: Last Escape, en Japón, está tercera entrega, salió en el último cuarto del año de 1999 en todo el mundo  y para el 2000 salió la versión para PC  y Dreamcast. Posteriormente tuvo una versión para Gamecube en el 2003 y actualmente pueden descargarlo de la PlayStation Store, para poder jugarlo en PS3 y en su PSP.

Esta entrega se sitúa argumentalmente, días antes y después de la pasada entrega de Resident Evil 2, en la misma cuidad de Racoon City totalmente infestada de zombies, en la que una Jill Valentine, después de sobrevivir a lo sucedido en la  mansión Spencer, se ve en la necesidad de escapar otra vez del terror zombie  y de un nuevo B.O.W. programado por Umbrella para matar a todos los integrantes de S.T.A.R.S. llamado Némesis. Antes de que la ciudad sea devastada por el gobierno estadounidense mediante un misil nuclear.

 

Lo característico de este juego, es que conservó varios detalles de las entregas pasadas, como seguir siendo un juego de acción-aventura, manejar un ambiente cerrado y mantener el sistema de jugabilidad, también la presencia del típico baúl para guardar ítems o la limitada munición.

Por otro lado agregó nuevas características al juego, como la toma de decisión en vivo, que afecta la trama del juego o los barriles explosivos para más rápidamente con los enemigos, además de la posibilidad de esquivar ataques de los enemigos, crear municiones o hacer giros de 180 grados. Otra característica  que innovó fue la implementación de un nuevo modo de juego llamado: The Mercenaries – Operation Mad Jackal, la cual  ofrecía, una nueva aventura que nos dificulta la supervivencia del personaje no importando con quién jugáramos.

Algo a destacar en especifico de esta entrega, es que fué usada como punto de partida y como base, para la saga de películas basadas en la franquicia, misma que recientemente estrenó la quinta y última película, teniendo como estrella a la bellísima: Milla Jovovich.

EL juego, cuenta otra vez con dos personajes solo que ahora no podíamos elegirlos, sino que jugábamos con ellos conforme se avanzaba la historia; esta empieza con Jill Valentine hasta que nos encontrábamos con el grupo mercenario  UBCS que trabaja para Umbrella, con la misión de recolectar información acerca de los virus y los B.O.W. y donde conocemos a Carlos Oliveira quién es el otro personaje controlable durante el juego.

Los otros integrantes que sobreviven de la UBCS son: Nicholai Ginovaef, Mikhail Victor, mismos que dependen de nuestras decisiones ya que Nicholai, resulta ser enemigo y termina por acabar con los miembros de su escuadrón; podía terminar siendo asesinado por Némesis o escapando en un helicóptero. Y Mikhail en algún momento del juego se sacrifica para que podamos escapar del tren.

De vez en cuando, teníamos apoyo de alguno de los miembros de UBCS o de Brad Vickers, sí el mismo que matamos en la segunda entrega de la franquicia al ser asesinado por el B.O.W. Némesis.

(Si no haz jugado el juego mejor salta hasta el párrafo de los enemigos).

En la primera parte del juego, Jill busca refugio en la estación de policía, misma donde observa a Brad ser asesinado por Némesis, quién tiene la misión de acabar con los S.T.A.R.S. y desde ese momento, es perseguida por el B.O.W. que en varias ocasiones nos veremos en la necesidad de enfrentarlo o de escapar de él, hasta el momento en que es herido gravemente por la explosión de un restaurante, posteriormente, nos encontramos con los mercenarios que poco a poco son asesinados misteriosamente y conocemos a Carlos Oliveira.

Más adelante en la historia, cuando consideran el tren como vía de escape se ven frustrados sus planes otra vez por Némesis y se ven en la necesidad de saltar del mismo, justo antes de que se estrelle contra la torre del reloj, viéndonos en la necesidad de pelear contra Némesis, resultando Jill herida e infectada con el virus y ser rescatada por Carlos, haciendo que escape el B.O.W.; Jill es encerrada en una capilla de la iglesia y Carlos va en busca de una cura.

Después de este suceso, se llevan acabo los acontecimientos del Resident Evil 2; y a partir de este momento, hacemos uso del personaje de Carlos Oliveira, quién, se inmiscuye en el hospital de la ciudad, en donde termina descubriendo otro laboratorio de Umbrella y a la vez, la cura para el virus.

Al descubrir que el edificio va a ser demolido, Carlos, logra escapar con todo y la cura para Jill, quién una vez recuperada junto con Oliveira, van a la fábrica en busca de un helicóptero para escapar, pero en esos momentos, Nicholai, les hace saber que la ciudad va a ser borrada del mapa, por órdenes del gobierno y además, les revela sus verdaderas intenciones para con el virus y los infectados; provocando un enfrentamiento con Jill.

Para posteriormente, tener el último asalto con el temible B.O.W. de Némesis, el cuál es finiquitado con su propia arma, en venganza de todos los asesinados de los S.T.A.R.S. Todo esto, justo antes, de huir en el helicóptero de Barry Burton y ver como es destruida Racoon City, por un misil nuclear. La igual que sus antecesores, en este podíamos sacar diversos finales alternativos, dependiendo de nuestras decisiones. 

 

 

Los enemigos para no sonar redundante, vemos a los ya conocidos (cerberus, cuervos, zombies, plantas), además, se incorporaron nuevas creaciones hechas por la corporación Umbrella, como los hunter que nos aparecían en dos tipos diferentes: Hunter Beta, que pueden esquivar balas y Hunter Gamma, la versión anfibia capaz de tragarnos; además están los Drain Deimos que se desplazaban por las paredes y que al igual que los hunter, cuenta con otra versión conocida como Brain Sucker, artrópodo venenoso que se reproducía poniendo huevos. A parte están los subjefes por llamarles de cierta forma, ya que,  resultaban mucho más fuertes y grandes que los enemigos normales; los cuales eran: Gravedigger, un gusano enorme, que nos atacaba desde la tierra y nos lanzaba sus crías llamadas como Sliding Worms, las cuales era mejor ignorar para ahorrar munición y las ya conocidas, Arañas Gigantes.

Las armas al igual que en las versiones anteriores son similares pero a la vez diferentes y algo característico de estas, es que algunas las encontramos, otras las armamos al derribar a Némesis y algunas las podemos conseguir a través del minijuego de los mercenarios. Una que no puede faltar es el cuchillo, que obtenemos del baúl al principio del juego, la pistola M92F, misma que traemos con nosotros desde el principio y que esta hecha específicamente para S.T.A.R.S., la Sigpro SP2009, la traen solamente los mercenarios y al igual que la anterior usa cartuchos de 9mm.

También a lo largo del juego, obtenemos una escopeta Benelli de cañón recortado, un potente Revolver S&W M629C, un multifacético lanzagranadas HK-P, un útil lanzaminas E, además de un rifle de asalto M4A1 automático, una pistola ST1 Eagle 6.0 con mira telescópica, un increíble rifle M37 de palanca, una acribillante ametralladora de reacción lenta y el mortífero lanzacohetes que podemos adquirir en el área secreta de la fábrica casi al terminar el juego y para finiquitar al insistente Némesis.

Entorno a este juego, se tienen además, varios datos curiosos que bien podíamos percatar si poníamos atención, ejemplos de estos son: un letrero publicitario de Resident Evil 4, cerca de la entrada al restaurante o sí regresabas a la comisaría; luego luego de salir de esta, podías ver a Darío ser devorado por los zombies por mencionar algunos.

Principalmente, esta entrega se destacó por la nueva capacidad gráfica, así como en la interacción escenográfica que existía entre el personaje y el campo de acción en los escenarios; además del aspecto sonoro, el cual resultaba tan envolvente e integrado con los efectos de sonido, que nos hacia tener la piel chinita y estupefactos en los momentos críticos del juego.

Players, espero haya sido de su agrado y no se pierdan el siguiente Recap de la saga de Resident Evil; que ya estamos a un par de días de conocer la nueva entrega.