Es una lástima que proyectos que desde el principio tiene buena pinta sean cancelados, sobre todo cuando se sabe el esfuerzo que conlleva un proyecto independiente que logra tener la calidad de grandes desarrolladoras.

El proyecto Shadow Moses  marcaba su camino a una recreación fiel de Metal Gear Solid  desarrollado en Unreal Engine 4, por lo que el primer juego de Snake  que salió para PlayStation  tendría una perspectiva nueva e increíblemente mejorada, por desgracia, y como lo supusimos desde el principio, traería consecuencias para Airam Hernández, desarrollador del remake, que su trabajo no bastó para convencer a Konami, independientemente de que el trabajo fuera muy bueno.

Qué desgracia que proyectos independientes se echen abajo por productoras y desarrolladoras que tiene el suficiente poder para destrozar trabajos, y hacer lo que quieran con sus fans, pues a veces el amor a una franquicia no basta cuando se trata de dinero.

¿Otro proyecto que Konami  hecha por la borda?

Checa el gran trabajo de Airam Hernández.