Las famosas tarjetas que muchas personas usan para que su consola portátil de Nintendo, corra piratería, han quedado prohibidas de manera oficial en Japón. Esto se suma a los esfuerzos de la compañía y gobierno nipón para detener, de alguna manera, la distribución y comercialización de estas tarjetas.

Hace unos meses, el 3DS tuvo una actualización que inutilizaba, al menos, al 90% de las tarjetas R4 del mundo. Como siguiente paso, el gobierno japones, además de ya haber prohibido su venta, ahora la importación de estas tarjetas estará prohibida por ley.

Mala suerte para los jugadores japoneses que no querían invertir un poco de dinero en sus juegos y para los que inocentemente sólo usaban estas tarjetas para cargar Homebrew.

Fuente: VG247

  • jajajajaj los hackers siempre hallaran la manera, es una guerra sin fin!