En algún lugar escuché o leí, que todo lo que existe, o ha existido, tiene una fecha de caducidad, no importa si es creado por la naturaleza o por la mano del hombre, todo lo que es o será, en algún momento dejará de ser y formará parte del recuerdo… y eventualmente ese recuerdo perecerá también.

Tom Clancy’s The Division, nos presenta una ciudad de nueva York post apocalíptica, en la que el virus encargado de crear el caos y las masivas muertes se transmite de la única manera en la que justo esta ciudad (o ninguna otra) se podía evitar, la llamada “Fiebre del Dólar” ha matado a casi toda la población de “La Gran Manzana” y es irónicamente esta enfermedad la que le da vida a la historia en este juego.

La formula que propone el juego para incluirte dentro de la historia es quizá una de las mejores logradas hasta ahora en los videojuegos, a la par de historias como KotOR en las que realmente sientes que el personaje con el que juegas eres tu; aún cuando el sistema de creación de personaje tiene muchas carencias y debilidades que seguramente expandirán en un futuro no muy lejano (o que al menos deberían de hacerlo), la cinemática que presentan después del Live Action es tan motivadora y original que no puedes evitar que la frase “WE ARE THE DIVISION” se grabe en tu cabeza y te haga sentir impaciente por jugar.

Sin Spoilers para y tratando de cuidar detalles importantes de la historia, continuaré mencionando que este juego al ser un poco más digamos, real, que sus competidores más directos, no te introduce en la piel de un casi todo poderoso guerrero con la única misión de salvar el mundo, tu trabajo es un tanto más modesto y por lo tanto mucho más creíble, tu, junto con una oleada de “soldados especialmente entrenados” tienen la misión de rescatar lo que queda de la ciudad y restaurar el orden al mismo tiempo que desenmascaran lo que en realidad sucede, los culpables y la manera de solucionarlo de raíz.

El gameplay no es nada extraordinario o fuera de lo común, es básicamente un juego de disparos en tercera persona en el que los enemigos tienen la capacidad de recibir muchas más balas de las que un humano común podría, apuntas con gatillo izquierdo y disparas con el derecho, hasta ahí no hay gran complicación, pero no me mal entiendan, esto lejos de ser un punto en contra, favorece al jugador ya que de esta forma podemos concentrarnos más en otros aspectos del juego y dejar que nuestra memoria muscular haga el resto casi por inercia.

Al dejar que tu instinto se encargue de apuntar y disparar, puedes concentrarte más en cumplir con tu rol dentro del equipo según los “talentos” que hayas elegido, en este apartado es donde más destaca la diferencia ante otros juegos del género, ya que tu especialización no depende de elegir un rama de la cual se desprenden habilidades enfocadas exclusivamente al soporte, ataque o defensa; si lo deseas puedes elegir talentos y habilidades combinadas de diferentes clases, por ejemplo, puedes traer un talento que te otorgue un escudo estilo granadero para distraer el fuego enemigo y otro talento que permita curarte o curar a tus compañeros, además de complementar con equipamiento que te otorgue más salud para aguantar más balas, y armas de corto alcance, con esto tu rol de soporte no se ve enfrascado exclusivamente con curar a tus aliados, y como esta puedes crear tus propias combinaciones según la estrategia que desees.

Las opciones tanto de habilidades, talentos y ventajas son tan vastas, que es muy seguro que pasarás un largo tiempo navegando por los menús y, aunque considero que todas estas opciones son explicadas perfectamente bien durante tus primeras horas en el juego, puede que te frustres un poco al principio y no las entiendas tan rápido si no estás familiarizado con RPG’s o MMO’s.

q-a-november-skills-menu

De hecho hablando más a fondo sobre el menú y su infinidad de opciones, es mencionable que dado que, misiones, habilidades, matchmaking, inventario, mapa, información y coleccionables son parte de este apartado, con seguridad encontrarás que el juego pierde ritmo muy seguido, de hecho, cada que termina una balacera y recoges el “Loot”, lo primero que haces es abrir el menú, para acceder a tu inventario y vestir las armas y armadura que mejor se adapten a tu nivel actual, esto para quienes gustan de este tipo de mecánicas estilo “loot” va a ser uno de los puntos más fuertes del juego, pero si tu prefieres disparar a diestra y siniestra y que la acción no pare de principio a fin dentro de la ciudad de Nueva York, vas a encontrar muy tediosa esta parte.

Visualmente el juego es hermoso, la versión de PS4 no le pide gráficamente nada a nadie, la forma en la que la dirección de arte reimaginó Nueva York en un estado de cuarentena casi post apocalíptica es grandiosa, aunque ocasionalmente puedes observar como existen objetos o texturas que se renderizan muy tarde o ya que te encuentras muy cerca de ellos, creo que es algo normal en un juego que presenta parte de la gran manzana en una escala de 1:1 con ese lujo de detalle y que te permite explorar la ciudad incluso adentro, abajo y encima de muchos edificios y no sólo las calles.

Definitivamente no es lo que nos prometieron cuando lo anunciaron en un principio, pero nadie en su sano juicio podría decir que el juego se ve mal, el vapor saliendo de las coladeras, la nieve cayendo del cielo, la iluminación con su proyección de sombras y reflexión en charcos congelados hacen que the División sea visualmente espectacular.

El soundtrack por otro lado es bastante olvidable y representa el punto más débil de esta entrega, la música es monótona y representa más a la tecnología que se encuentra en nuestras manos que en si a la desesperación por sobrevivir en una situación como esta, es el aspecto menos pulido dentro de The Division, sigue la gastado formula de “silencio y ambiente” cuando exploras y “música en las balaceras”… La mezcla de audio por otro lado es sin lugar a duda todo lo contrario, el ambiente se encuentra lleno de detalles, desde las explosiones a lo lejos hasta las pequeñas ratas que chillan al pasar cerca o lejos de ti, los NPC’s hablando entre ellos y los perros ladrando en la lejanía, bueno, juro que puedo escuchar hasta como el vapor de las cloacas se escapa a través de las coladeras de la ciudad, la suma de cada pequeño o gran detalle da como resultado un finísimo e impresionante sonido inmersivo, más si se disfruta con un 7.1 o un par de audífonos con sonido envolvente.

Lo único que creo restaría por abordar en esta “reseña” es “LA ZONA OSCURA”… Este es un lugar dentro del juego en el que tenemos lo más parecido a PvP, aunque es mucho más que sólo PvP, aquí es dónde los jugadores pueden revelar sus verdaderas personalidades e intereses, puedes ser un “agente no hostil” que ayuda a sus compañeros agentes en la búsqueda de mejor equipamiento y experiencia, o se un “agente deshonesto” y asesinar a los demás agentes de la zona buscando robar lo que con esfuerzo han logrado conseguir.

Es importante mencionar también que todos los objetos que encuentras en esta zona, están contaminados por el virus y la única manera de extraerlos de aquí es en grupos de 7 por medio de un helicóptero que tarda alrededor de 2 minutos en llegar y 30 segundos en irse, durante este tiempo, los jugadores que se encuentren cerca del área, serán notificados de esta extracción y podrán dirigirse al lugar ya sea para aprovechar y mandar su “Loot” también, o robar el botín de los que llamaron la extracción y quedárselo… Todo depende de qué tan buena persona seas o si tu avaricia es más grande que tu bondad... en fin, la tensión que se siente en estos puntos de encuentro es tan fuerte que es probable que jales el gatillo sin si quiera hacerlo, es mucho estrés el que se puede generar cuando 12 jugadores están esperando el helicóptero en el mismo lugar y no sabes si alguno de ellos te está apuntando con malicia, es básicamente como sería en la vida real.

A The Division le falta un gran camino por delante pero definitivamente empieza con el pie derecho, no es tiempo aún de hacer un reseña en forma o darle una calificación, aún está por probar el primer Raid y que solucionen un par de problemas con las colisiones entre jugadores, cosa que espero que hagan pronto, no puedes tener un MMO en donde los jugadores no puedan atravesarse los unos a los otros… usualmente esto sólo deriva en CAOS.