Desde nuestra perspectiva, la verdad, no quisiéramos estar en la situación de Mario, aunque de seguro más de uno ya se ha encontrado en una parecida por un lió de faldas. Eso de tener que decidir entre dos mujeres, no creo que sea sencillo y más aun si son princesas y además están en peligro. En esta gran imagen, nos plantea una muy buena incógnita, Mark Hershberger, ¿a quién salvar? A Peach que puede flotar o a Pauline que es una simple mortal.