Solamente es cuestión de tiempo para que la nueva consola de Microsoft, denominada hasta este momento, Xbox 720, haga su entrada triunfal, misma que está planeada para ver la luz pública a finales del 2013, justo en la temporada decembrina. A pesar de este hecho Microsoft ha trabajado en otros proyectos mismos que actualmente están presentes en el mercado, y que bien podrían ser elementos que brinden un gran soporte al momento de que el Xbox 720 llegue.

Si recordamos, desde el pasado mes de noviembre The Verge reportó los planes de Microsoft, respecto a la creación de la tableta “Surface”, cuyo tamaño actual es de 7 pulgadas, ésta ofrece ciertas funciones similares a otras tabletas, pero principalmente se enfoca en brindar a los usuarios una experiencia de juego.

Surface está equipada con un procesador ARM, un gran ancho de banda para desplegar juegos en óptimas condiciones, a pesar de ello, las especificaciones podrían sufrir cambios debido a la futura inclusión de un sistema de chips de Intel dentro de esta tableta. Por otro lado, la tableta no ejecuta una versión completa de Windows, sino más bien, un sistema operativo especial “Windows Kernel”.

El proceso de manufactura de Surface fue desarrollado por la misma compañía encargada de ensamblar las consolas previas de Microsoft, a diferencia del nuevo Xbox 720, el cual será manufacturado en cantidades masivas, por las compañías Foxconn o Pegatron. Ambas empresas se distinguen por manufacturar diversos dispositivos de marcas como: Sony, Nokia, Lenovo e incluso del mismo Apple.

Por otro lado, la apuesta de Microsoft en el sector de los teléfonos inteligentes por medio de su segundo sistema operativo “Windows Phone 8”, promete ofrecer una alternativa en cuanto a entretenimiento, comunicación, aplicaciones y por supuesto, lo más importante, toda una gama de videojuegos.

Los equipos que utilizan este sistema operativo mantienen una pantalla de entre cuatro y cinco pulgadas, continuando así la tendencia impuesta por el iPhone 5 con 4 pulgadas y el Samsung Galaxy S III con un tamaño de casi 5 pulgadas.

Aunado a esto, The Wall Street Journal (WSJ), en una de sus publicaciones reveló que la famosa compañía del software ya contaba con un teléfono inteligente desde hace tiempo y que estaba siendo probado en Asia.

El presidente ejecutivo de Microsoft Steve Ballmer, comentó que en los planes del emporio tecnológico siempre se mantuvo la idea de crear aún más hardware, sin embargo hasta ahorita solamente Microsoft ha lanzado sistema operativo para celulares, más no hardware propio en cuanto a teléfonos inteligentes se refiere.

Surface, así como el sistema Windows Phone 8, se encuentran disponibles al público, solo falta el lanzamiento del nuevo Xbox 720, para completar la combinación que le permita a Microsoft ofrecer a sus usuarios una alternativa completa en cuanto a entretenimiento y comunicación.

Si recordamos la nueva consola de Microsoft, estará equipada con Kinect 2.0, uso de discos Blu Ray, característica direccional de audio, control innovador, y en la recta final del ciclo de vida de esta consola, lentes de realidad aumentada, e incluso, un procesador de cuatro núcleos. A su vez cada uno de estos divididos en cuatro núcleos lógicos, todo esto respaldado con una velocidad de 8GB.

Microsoft tiene una muy buena oportunidad de posicionarse como la opción más completa para todos sus seguidores, ya que además de contar con el servicio de Xbox Live ya sea en el hogar con el Xbox 720, en la oficina o escuela por medio de Surface, o cualquier lugar a través de su sistema operativo Windows Phone 8. Tendríamos la posibilidad de estar siempre en contacto con nuestra respectiva cuenta de este servicio de juego en línea.

Si bien ya se podía utilizar Xbox Live con algunas versiones previas de Windows Phone, sería bastante conveniente que en esta ocasión, sea mayor la oferta de títulos con los que se pueda interactuar por medio de los tres dispositivos.O bien, implementar esquemas que permitan a los usuarios disfrutar algún juego en cada dispositivo, de forma que la experiencia de juego se vea enriquecida de forma considerable.

Obviamente no hay que esperar que tanto el smartphone como la tableta puedan ofrecer gráficos similares al nuevo Xbox 720, pero sí una conectividad entre ellos, lo que permita el establecimiento de un ambiente aún más idóneo para el sistema de juego.

Otro aspecto que valdría la pena, sería el implementar diversas mecánicas para interactuar con el Xbox 720 pero desde la tableta y el teléfono, pero no me refiero a controlar características de navegación del Menú del Xbox solo con el teléfono. Sino aprovechar estos dos dispositivos e incluirlos como posibles opciones de control de ciertos juegos.

En los siguientes meses seremos testigos de la postura que Microsoft tendrá en relación a su nueva consola y a estos productos que ya se encuentran presentes en el mercado.

lalo-signature 2