kinect xbox one

Recientemente Microsoft reconsideró una de sus políticas de uso respecto al Xbox One, por lo que la implementación del sensor Kinect no será requerido para que la nueva consola pueda funcionar, por consecuencia, los players no se verán en la necesidad de mantener este dispositivo conectado al aparato todo el tiempo, si así lo desean.

Esta información fue declarada por el arquitecto de la consola Marc Whitten, quien aseguró que esta decisión de la compañía cancela el uso obligatorio de su sensor de movimiento “Justo como en línea, la consola seguirá funcionando si el Kinect no está conectado, sin embargo, no se podrá utilizar las características que ofrece el dispositivo ni se experimentará las capacidades de movimiento del sensor”. Aseguró Whitten.

Fuente: IGN

lalo-signature 2